Líderes: ¿Sabías que nacen y se hacen?

lideres nace y se hacen ok web

Ciertos rasgos pueden ser necesarios, pero los líderes se forman y entrenan y de acuerdo a ello ejercen distintos estilos de liderazgo.

Algunos aseguran que los líderes nacen, lo que significaría que no se puede aprender a serlo. Otros, que los líderes se hacen, por lo que cualquier persona podría alcanzar esa posición. Lo cierto es que ambos están en lo cierto. Si bien en mayor medida los líderes se hacen, existen algunas características de personalidad que facilitan el desarrollo de líderes.

Algunas de estas características son: honestidad, autoconfianza, inteligencia, conocimiento del negocio, alto empuje, motivación, creatividad y flexibilidad. Se debe notar que ninguna de estas características por si sola puede predecir a un buen líder, pero en general buenos líderes muestran mayor cantidad de estas características.

Por otra parte, se debe profundizar sobre qué significa ser líder. Una persona puede ser buen líder en una situación (agrupación social) pero no necesariamente bueno en otros ámbitos (por ejemplo, en negocios), y algunas características son más importantes en unas situaciones que en otras.

Estilos de liderazgo

Revisaremos algunas características que “hacen” a los líderes y que se pueden formar. Son hasta un cierto punto independientes de los rasgos de la persona y están relacionadas con el estilo de liderazgo utilizado.

1) Dirigir: El líder indica a cada individuo lo que debe hacer, le muestra y le enseña cómo deben trabajar juntos.

2) Acompañar: Se disminuye el nivel de supervisión, pero siempre está cerca para premiar los logros del equipo.

3) Apoyar: Cuando el grupo actúa responsablemente y sabe realizar la tarea, se debe premiar aún más a los miembros, permitiéndoles participar de los procesos de decisión. El líder toma un rol más externo.

4) Delegar: Cuando el equipo puede tomar responsabilidad completa sobre la tarea, el trabajo del líder cambia hacia revisar situaciones fuera del equipo, ya que este último no necesita una guía continua. El líder delega la mayoría de las funciones de liderazgo interno y permite al equipo autogestionarse.

¿Conoces el nivel de madurez del grupo?

Lo que hace a un buen líder —y que se puede entrenar— es reconocer el nivel de madurez del equipo e ir adaptando su estilo en base a esta. Ello se basa en la experiencia del equipo con la tarea, su capacidad para establecer objetivos y la habilidad para asumir responsabilidades.

A medida que la madurez del grupo avanza, los comportamientos del líder deben ir avanzando en la lista. A la vez, el comportamiento del líder debe ayudar al equipo a ir avanzando en su grado de madurez.

Así, al contar con algunas de las características (y en particular las que tengan mayor relación al tipo de situación de que se trata) y entendiendo el nivel de madurez del grupo y adaptando el estilo de liderazgo a este, es posible encontrar excelentes líderes que acompañan y ayudan a los equipos a alcanzar un alto desempeño.

Lee aquí sobre el curso “Equipos para Enfrentar el Crecimiento” de Clase Ejecutiva UC.





¿Te gustó? Compártelo en tus redes

Artículos más recientes del autor