Factoring: ¿Qué es y qué ventajas tiene?

Escrito por : Cristián Saieh
factoring, que es factoring, ejemplo de factoring

Entre otros, el factoring proporciona protección en procesos inflacionarios, como el que Chile vive ahora, ya que se cuenta con el dinero de manera anticipada.

Al emprender, se requieren determinar las formas de financiamiento que se utilizarán, debiendo existir diversas opciones para elegir. Una de ellas es el factoring.

¿Qué es el factoring? Consiste en la compra de cuentas por cobrar realizada por el factor —entidad financiera—, por regla general con responsabilidad para el prestatario o vendedor de la factura; esto es, la empresa que necesita dicho financiamiento. Así, el comprador de los instrumentos es notificado de la transferencia y hace el pago directamente al factor.

La entidad financiera asume el riesgo de falta de pago de las cuentas, por lo que debe verificar la constitución y calidad del crédito y del deudor, previo a comprarla.

Un ejemplo de factoring

Un empresario tiene una cierta cantidad de facturas que no podrá cobrar hasta dentro de seis meses, o bien, su cobranza le genera costos administrativos que no está dispuesto a asumir. Este empresario podrá vender las facturas a la empresa de factoring a fin de obtener recursos líquidos y evitar así las gestiones de cobro. El factor, obtendrá su ganancia pagando una cifra inferior a la estipulada en los documentos, en virtud de la liquidez que otorga al empresario.

Elementos del contrato de factoring

  1. Fecha de celebración: Se debe indicar el momento en que tiene lugar el contrato de factoring.
  2. Tipo: Señalar el tipo de servicio contratado.
  3. Formas de pago: Se debe acordar si el cliente recibirá el valor de sus facturas en forma total al vencimiento o si recibirá un adelanto.
  4. Fecha de vencimiento: Establece la fecha en que vencen las facturas cedidas.
  5. Intereses: Se estipula el porcentaje a cobrar por el factor en caso de adelantos de importe de las facturas.
  6. Comisión de factoring: Se fija un porcentaje que cobrará el factor para cubrir los gastos de administración, verificación y cobros de crédito.

¿Quiénes participan en un contrato de factoring?

Un contrato de factoring supone la intervención de las siguientes tres partes:

1. Prestatario, cedente o cliente

En primer lugar, el “prestatario, cedente o cliente” es aquel que vende sus cuentas por cobrar, las que se originaron producto de la venta de bienes o servicios a crédito.

2. Factor

Luego, encontramos al “factor”, institución financiera que compra las cuentas por cobrar—las facturas—. Por regla general, el factor acepta todos los riesgos de crédito relacionados con las cuentas por cobrar que adquiere.

Si bien existen instituciones que se avocan exclusivamente al factoring, muchos bancos también factorizan cuentas por cobrar. En resumen, el factor ejecuta la gestión de cobro del crédito.

3. Comprador u obligado

Por último, se encuentra el “comprador u obligado”, la empresa que compra bienes o servicios a crédito y que se ha convertido en deudor de la entidad financieras. La empresa vendedora a ese notificará a ese cedente que ha factorizado sus cuentas por cobrar, logrando así que el comprador de los bienes y servicios que fueron facturados esté obligado a pagar al factor.

¡Utilicemos el factoring!

Como ventajas del factoring podemos señalar que es una fuente de financiamiento flexible que reduce los costos de operación. Esto, producto de ceder las cuentas por cobrar a una empresa que se dedica a la factorización. Así, las facturas proporcionan garantía para un préstamo que de otro modo la compañía no sería capaz de obtener.

Esta figura de financiamiento proporciona protección en procesos inflacionarios, como el que Chile vive ahora, ya que se cuenta con el dinero de manera anticipada. El empresario no pierde poder adquisitivo en estos procesos, y asegura un patrón conocido de flujos de caja, ya que la empresa que vende sus cuentas por cobrar sabe que recibe el importe de las cuentas menos la comisión de factorización en una fecha determinada.

Este artículo contó con la colaboración de la abogada Camila Leyton, coordinadora académica del Programa de Negociación UC.

Actualízate con el curso sobre derecho para la empresa (online) de Clase Ejecutiva UC.





¿Te gustó? Compártelo en tus redes

Artículos más recientes del autor