1.000 mediaciones online: en la línea correcta

Escrito por : Cristián Saieh

La negociación y la mediación permiten a las partes colaborar para resolver sus conflictos. Muy importantes en época de crisis como la actual.

La justicia ha sido un tema que ha ganado cada vez más relevancia en la discusión en Chile, especialmente, a propósito de los hechos posteriores al 18 de octubre, cuando comenzó el estallido social. A ello se suma la crisis sanitaria sufrida a nivel mundial por el Covid-19.

De esta forma, durante el último tiempo se han visibilizado múltiples focos en los cuales Chile debe mejorar. No obstante, hasta hoy día hay un área que no ha tenido ni la prensa ni el debate que merece, y que ya es hora de abordar seriamente.

Nos referimos a la imperiosa necesidad de incorporar y/o perfeccionar mecanismos alternativos de solución de conflictos en diversos ámbitos de la legislación, para hacer más fácil el acceso a la justicia.

Y, a la vez, evitar la extrema judicialización que nos caracteriza como país, con los altísimos costos que trae aparejados, no solo económicos, sino los relacionados a la pérdida de confianza y poca capacidad de colaboración.

En la actualidad, en un contexto en el que el cumplimiento de los contratos se hace muy costoso y, en algunos casos, imposible, es muy relevante contar con herramientas que permitan a las partes cooperar para superar sus conflictos y así evitar más judicialización.

Negociar y mediar

Sabemos que los tribunales tienen exceso de trabajo, lo que implica soluciones muchas veces tardías, en donde el resultado siempre es ganar/perder. Todo esto, puede contribuir a producir segregación, ya que no todas las empresas e individuos tienen acceso a defensa jurídica competente. En circunstancias como las que atraviesa Chile y otros países, debemos promover y concretar los mecanismos alternativos de solución de conflictos por excelencia, esto es, la negociación y la mediación.

Lo anterior debe realizarse con una perspectiva de largo plazo y con una visión de Estado que llame a la cooperación. La reforma Procesal Civil se encuentra estancada hace años en su discusión legislativa y, con ello, se limitan las posibilidades de miles de personas y empresas que ven truncada su expectativa de acceder a una justicia adecuada a sus necesidades.

Avanzar en este camino es avanzar también en un sistema de justicia que tenga como núcleo la dignidad de todas las personas, y que les permita resolver efectivamente sus conflictos.

Países como Italia, España, Portugal, Australia, Inglaterra, entre otros, han puesto en el centro de su legislación a la mediación como método preferente de resolución de controversias, con resultados auspiciosos. A modo ejemplar, en Australia un 85% de las controversias se resuelven mediante estos mecanismos alternativos.

1.000 mediaciones online

En el contexto de la grave cisis sanitaria por la que atravesamos, surgen iniciativas como las de la Cámara de Comercio de Santiago, que en conjunto con el Ministerio de Economía lanzó su programa 1.000 Mediaciones Online, programa que será liderado por el Centro de Arbitraje y Mediación (CAM), y que busca poner a disposición de la sociedad civil 1.000 mediaciones sin costo. Para ello, solamente hay que realizar una solicitud en www.camsantiago.cl, la que a su vez tendrá como único requisito que el conflicto de que se trate no exceda a las 3.000 UF de cuantía.

Iniciativas como estas deben ser aplaudidas. Permitirán poner a disposición de quienes más lo necesitan los beneficios que traen estos mecanismos, contribuyendo a su vez a crear una cultura de diálogo, que tanta falta hace en nuestro país.

Las consecuencias negativas de estas crisis son difíciles de cuantificar; sin embargo, nos abren infinitas oportunidades de transformar nuestra realidad, permitiendo así, construir una sociedad más justa. Los mecanismos alternativos de solución de controversias van en esa linea.

Este artículo contó con la colaboración de Felipe Martínez, coordinador de investigación del Programa Negociación UC.

Lee aquí sobre el curso online “Derecho para la Empresa” de Clase Ejecutiva UC.





Artículos más recientes del autor