Perspectiva positiva: ¡Cambia tus paradigmas!

perspectiva positiva, paradigmas

En coaching y en la vida diaria, la perspectiva positiva es una efectiva herramienta para cambiar los paradigmas o  interpretaciones de la realidad.

Se cuenta la historia de dos vendedores que viajaron a África en los primeros años del siglo XX con la misión de ver si era factible vender zapatos. Desde allí, enviaron telegramas a Manchester. Uno de ellos escribió: “Ninguna posibilidad. No usan zapatos”. Y, en cambio, el otro: “¡Magnífica oportunidad, no tienen zapatos todavía!”

Si la situación es exactamente la misma, ¿qué es lo que permite una interpretación tan distinta de cada uno de los vendedores? La respuesta es la perspectiva positiva.

Perspectiva positiva: competencia clave

¿Qué es la perspectiva positiva? Es la capacidad que permite a algunos ver cada situación como una oportunidad, incluso aquellas que puedan parecer un revés para otros.

Y como lo señala el connotado investigador Daniel Goleman constituye una competencia clave en el desarrollo de la inteligencia emocional, ya que permite una mejor autogestión de las emociones.

En coaching

En el ámbito del coaching, su desarrollo es fundamental, puesto que se busca que el coachee tome consciencia de las distintas interpretaciones de la realidad que hace frecuentemente (sus paradigmas) con el fin de gestionarlas de manera más eficaz.

Es así como cada coach tiene el desafío de facilitar que el coachee logre transitar de un paradigma de escasez (con énfasis en lo negativo) a un paradigma de abundancia (con énfasis en lo positivo).

En otras palabras, que desarrolle un mayor nivel de perspectiva positiva. Usando una metáfora, es como si pudiera cambiar los “lentes” con que mira una situación.

Perspectiva positiva en la toma de decisiones

Hacer este ejercicio tiene un impacto tremendo en el proceso de toma de decisiones. Por ejemplo, se sabe que personas con altos niveles de perspectiva positiva evalúan tanto los aspectos negativos como positivos a la hora de tomar una decisión.

Mientras que, personas con un bajo nivel de perspectiva positiva se enfocan principalmente solo en aspectos negativos lo que sesga la decisión final.

Otras ventajas de la perspectiva positiva es que genera resiliencia y ayuda a mantener el foco a pesar de los desafíos o situaciones de cambio que inevitablemente se puedan enfrentar. También promueve la innovación, así como facilita un mejor rendimiento y resultados.

Por lo anterior, te invito a fortalecer “el músculo” de la perspectiva positiva.

Esfuérzate por crear hábitos o estructuras de pensamiento que incorporen de manera balanceada los aspectos positivos y negativos de una situación. Ello con el fin de lograr tener un pensamiento positivo realista.

A continuación, puedes revisar el video de la psicóloga y profesora de la Universidad de California en Davis, Alison Ledgerwood, “Atrapados en lo negativo (y cómo liberarnos)”: (10 minutos, con subtítulos en español).

En esta TED Talks, Alison Ledgerwood plantea la idea de que los seres humanos tendemos a focalizarnos en lo negativo y nos cuesta salir de ese estado.

Perspectiva positiva: un ejercicio de reflexión

Puedes reflexionar al respecto respondiendo las siguientes preguntas:

  • ¿Tienes consciencia de qué manera tiendes a enfocarte más en lo negativo que en lo positivo?
  • ¿Qué impacto crees que tendría para ti (y para quienes te rodean) realizar un esfuerzo deliberado por aumentar tu nivel de perspectiva positiva?

 

Actualízate con el curso sobre coaching (online) de Clase Ejecutiva UC.





¿Te gustó? Compártelo en tus redes

Artículos más recientes del autor