Lean Six Sigma: La mejora permanente es un ciclo infinito

Lean Six Sigma, curso Lean Six Sigma Clase Ejecutiva UC, mejora permanente, ciclo DMIAC, ciclo infinito

Como un cuadro de Escher, el enfoque Lean Six Sigma, a través del ciclo DMAIC, propone que la mejora de calidad no termina con unas pocas iteraciones.

Maurits Cornelis Escher fue un artista de origen holandés (o de los Países Bajos), conocido por sus dibujos, que consisten en figuras complejas, teselados, ciclos infinitos y mundos imposibles.

Entre sus obras, se encuentra una litografía titulada Manos dibujando (Drawing Hands, en inglés) y que representa a dos manos que se dibujan a sí mismas, en un ciclo infinito.

Lean Six Sigma Drawing Hands

Mejores procesos

Esta figura nos sirve para ilustrar que la mejora de la calidad en los procesos no es una tarea finita de unas cuantas iteraciones para lograr los objetivos. Se trata en realidad de un ciclo infinito.

Así, en cada vuelta nos acercamos a nuestra meta. Pero al mismo tiempo esta se aleja como efecto de la complejidad del entorno actual y los cambios a gran velocidad que hoy vivimos. Todos ellos modifican sustancialmente las expectativas y metas de los clientes.

Lean Six Sigma: Dos enfoques unidos

Hay varias metodologías, prácticas y herramientas que nos ayudan en el mejoramiento de la calidad y la búsqueda de la excelencia.

Una de ellas es Lean Six Sigma. Esta metodología es la integración del modelo Lean (liviano, libre de desperdicios) y Six Sigma (disminución de los defectos en general, especialmente aquellos causados por un exceso de variabilidad que causa clientes insatisfechos).

El propósito de Lean Six Sigma es planificar y ejecutar proyectos de mejora, buscando afinar procesos. La idea es que estos últimos sean simultáneamente más eficaces (cumplimientos de objetivos) y eficientes (uso de los recursos).

Ciclo DMAIC

De este modo, para la gestión de un proyecto de mejora, la metodología Lean Six Sigma aplica una secuencia de pasos denominado ciclo DMAIC, acrónimo cuyas letras (en inglés) indican las etapas que se deben cumplir. En español: definir, medir, analizar, mejorar y controlar.
Ciclo DMAIC

La aplicación rigurosa de la metodología DMAIC apunta a la mejora de los procesos. Así, cada etapa se hace cargo de los principios de la calidad, la definición precisa de lo que se va a hacer y cómo se hará, la importancia de tomar decisiones basadas en datos, la aplicación de la mejora permanente y la estandarización del nuevo estado de las cosas.

En este artículo y en los sucesivos, vamos a dar una mirada a cada una de estas etapas.

Definir cuál es el problema

En la primera etapa, Define o Definir, se busca especificar con la mayor claridad posible cuál es el problema u oportunidad de mejora que vamos a abordar, teniendo siempre como foco a nuestro cliente (externo o interno). Y cuáles son las variables críticas de calidad (CTQ) que debemos considerar. Estas últimas son aquellas que reflejan el desempeño y/o resultado de un proceso y que afectarán importantemente la satisfacción de los clientes, pues pueden tener un efecto sobre los costos, cantidad y calidad de un producto o servicio.

Lo anterior configurará un proyecto de mejora, el que debe generar impacto. Para ello debe:

1. Estar alineado con los propósitos estratégicos de la organización.

2. Tener un objetivo claro, específico, alcanzable, realista, medible.

3. Contar con la aprobación y apoyo de la alta dirección.

Esta primera etapa es clave. Haciendo una analogía con las pruebas de velocidad en el atletismo, una partida correcta aumenta la probabilidad de ganar la carrera, una partida falsa hipoteca gran parte de nuestro esfuerzo.

En la próxima publicación, seguiremos describiendo las etapas del Ciclo DMAIC.

¡Hasta pronto!

Actualízate con el curso sobre Lean Six Sigma para servicios online de Clase Ejecutiva UC.





Artículos más recientes del autor