¿Cómo pedir un aumento de sueldo?

cómo pedir aumento de sueldo, aumento de sueldo, sistema de compensaciones, que es la compensación total

¿Cómo puede un trabajador pedir un aumento de sueldo? ¿Está preparada la empresa para ese momento? ¿Cómo hacer que el proceso no dañe la relación?

Para los trabajadores puede ser difícil o al menos incómodo tener que pedir un aumento de sueldo, y para las organizaciones no siempre es fácil entregar una respuesta adecuada.

Todo esto se podría simplificar si las empresas contaran con un sistema de compensación total que responda a sus propósitos en forma flexible y ágil.

Qué es la compensación total

La compensación total o recompensa extrínseca son todos aquellos aspectos objetivos o tangibles, externos a la persona, que son percibidos como recompensa por ella misma. Estas incluyen el salario base, los pagos garantizados, los incentivos de corto y largo plazo y también los beneficios (León, 2021).

No obstante, la propuesta de valor al empleado va más allá. El valor incluye la forma como la empresa se preocupa por la calidad de vida dentro de la organización y considera aspectos tales como:

  • oportunidades de desarrollo,
  • balance de vida laboral y personal,
  • reconocimientos y muchos otros.

Por ello, la gestión de compensaciones y la de bienestar organizacional están íntimamente ligadas.

La forma de gestionar las compensaciones se ha transformado en una actividad estratégica, no solo por su importancia económica, sino por la incidencia que tiene en toda la organización.

Atraer e inspirar a los mejores profesionales o talentos que agreguen valor, disponer de culturas adecuadas, tener un buen clima laboral con trabajadores motivados y comprometidos, son fuentes de ventajas competitivas que una empresa puede empezar a tener a partir de gestionar en forma adecuada su sistema de compensaciones.

La empresa podrá estar preparada para abordar el instante de una petición, si cuenta con una estructura salarial flexible y con una política de compensaciones conocida en la organización, con procesos y procedimientos claros que contemple los momentos para realizar la solicitud.

¿Pedir o no pedir aumento de sueldo?

Para pedir un aumento de sueldo, lo más importante es saber pedir. En primer lugar, se debería tener la certeza de que algo falta. La política o los procesos del sistema deberían contemplar las instancias y mecanismos en los cuales se puede producir un aumento de las compensaciones, ya sea por cambio del alcance del puesto, por ascenso o por diferencias detectadas con el mercado, entre otras. Las posibles brechas podrían estar debidamente caracterizadas para ser resueltas cuando ocurran.

Es posible que la empresa no esté en un buen momento económico, o bien que no se cumplan los requisitos para solicitar un aumento. Por ello, será conveniente disponer de toda la información que permita fundamentar la petición. Las buenas comunicaciones internas, son una ayuda fundamental para facilitar esa información.

De todos modos, el peor argumento para no hacer la petición es pensar de antemano que la respuesta será negativa.

Hay que aclarar los puntos que favorecerán una respuesta apropiada:

  • ¿Está definido el porqué y el cuándo se puede pedir un aumento?
  • ¿Se ha determinado claramente de donde puede provenir la percepción de lo faltante?
  • ¿Qué ocurre en empresas similares en el mercado?
  • ¿Se reconoce el valor que la organización le da al cargo en cuestión?
  • ¿Existen los debidos mecanismos para retribuir el desempeño?
  • ¿Se han declarado los principios de equidad y competitividad, de justicia y transparencia?
  • ¿Se están considerando todos los componentes de la compensación o solo se percibe la renta base como tal?
  • ¿Existe y es conocida la política de compensaciones?

Articular la petición de aumento de sueldo

Una petición busca que se realice una acción en el futuro, en este caso que se concrete un aumento de compensaciones, ojalá en un tiempo próximo y definido, y por ello, además de la declaración del porqué se está pidiendo, es necesario conocer los tiempos factibles para que esa petición pueda ser cumplida.

También es preciso especificar la cantidad o el valor solicitado y todas las condiciones que garanticen que la petición pueda ser debidamente satisfecha. Una vez que se tiene claro lo que se va a pedir, dentro del cual puede haber otros elementos no tangibles que forman parte de la propuesta de valor de la empresa, entonces, después de todo ello, es conveniente buscar el momento oportuno para hacer la petición, creando el contexto adecuado.

De gran ayuda para las partes será tener claridad acerca de los principios, las políticas y las prácticas asociadas al sistema de compensaciones, lo que permitirá llegar más pronto a un acuerdo.

Un sistema estratégico de compensaciones debería contar con los procedimientos para facilitar este proceso, de tal modo que no sea traumático ni para los solicitantes ni para la empresa, para evitar frustraciones y consecuencias, tales como:

  • desmotivación,
  • bajas en el desempeño,
  • mal clima laboral y
  • pérdida de personal valioso para la organización.

En la respuesta no debería haber expresiones tales como: “haré lo posible” o “trataré”. Un no o un sí, deben estar fundamentados en la política, las estructuras y los procedimientos que se derivan del sistema.

En una petición de este tipo, se pone en juego el desempeño de la organización, y la respuesta pone de manifiesto la cultura que ha generado y desarrollado la empresa. Es importante entregar confianza de que las peticiones se resolverán y responderán oportunamente. Por todo ello, es necesario poner atención a los sistemas de compensaciones pues son estratégicamente importantes para las empresas.

 

Actualízate con el curso sobre diseño de modelos de compensación (online) de Clase Ejecutiva UC. 





¿Te gustó? Inscríbete a nuestro newsletter

Artículos más recientes del autor