Storytelling, empresa y los líderes (protagonistas de la historia)

Escrito por : Soledad Puente
storytelling, empresas, líderes,

El propósito central es que a partir de una misión y visión que genera una estrategia, los líderes se planteen, desde la metodología del storytelling, como los protagonistas de una historia: la propia al interior de la empresa.

El concepto storytelling comenzó a gestarse a inicios del siglo XX, cuando se integró a la enseñanza del derecho el análisis de casos como una metodología de aprendizaje.

La metodología hasta hoy se aplica a distintas áreas del saber, para reflexionar sobre posibles soluciones a distintos asuntos. Con el tiempo se integró al quehacer organizacional como un modo de generar una narrativa ligada a la historia pasada, presente y futura de una empresa. Una especie de épica que relaciona el quehacer con sus stakeholders.

Relación entre relato, storytelling y narrativa

Ahora último ha surgido el término relato, la mayoría de las veces asociado a la narrativa para explicar el quehacer. Un término iluminador, aunque a veces equívoco, y tal vez poco ético.

El relato se relaciona con el framing, encuadre o punto de vista del narrador-guionista (no protagonista) que se demuestra a través de las acciones o hechos narrados.

Por ello es importante definirlo para analizar su relación con el storytelling o narrativa y comenzar a comprender su valor comunicacional.

El relato

¿Qué es el relato? Se define como el mensaje alrededor del cual se organizan una serie de acciones, en ficción o no ficción. La metodología y su asociación con el relato se funda en la Poética de Aristóteles y se refiere a las artes escénicas o lo que él llama las artes imitativas, que son ni más ni menos que obras que tienen como finalidad la narración de acciones humanas. Sea tragedia, comedia o epopeya, algo propio del teatro. Llevado a nuestros días, desde las películas hasta los videojuegos.

Y visto desde las organizaciones, desde la más pequeña de las pymes hasta las organizaciones internacionales. Todas tienen en común que desarrollan una serie de acciones con una meta clara, punto de vista y su objetivo es la imitación.

Componentes del método

(1) Objetivo de la narración, punto de vista o lección.

(2) Un líder, como narrador y protagonista, capaz de involucrar a sus stakeholders.

(3) Determinar la acción o acciones humanas que formarán parte de la narrativa.

(4) Claridad respecto del principio medio y final de cada una de las acciones humanas seleccionadas.

(5) Claridad respecto de la meta de la acción, sea positiva o negativa (frustrada o lograda).

(6) Identificar los logros durante el desarrollo de la acción.

(7) Identificar los conflictos o reveses que se encontraron al entrar en acción.

(8) Determinar o clarificar quiénes serán parte de la narración, sea como apoyo o antagonista.

(9) Claridad respecto de la audiencia.

Acción humana

¿Qué es la acción humana? Es la conducta de una persona, que tiene una finalidad. Desde la Poética de Aristóteles hasta nuestros días, el sentido de las narrativas está en la comunicación de acciones humanas.

Por ello, es pertinente el análisis de la relación que existe entre el quehacer organizacional y el concepto de acción humana y, a partir de ello, en cómo generar un relato comunicacional hacia adentro y afuera aplicando la metodología del storytelling o narración de historias.

Acciones y punto de vista

Detrás de cualquier narrador y detrás de su relato, hay un punto de vista. La visión y misión lo declaran. Sin embargo, esa declaración no será completa si no se convierte en acciones con metas claras.

El concepto de acción está en el centro del relato; y el guion en una organización lo desarrolla el creador de la empresa y lo hace carne o pone en práctica a través de los líderes que lo acompañan en cada uno de los departamentos de dicha compañía.

La lucha por el cumplimiento de un fin

Lo último, pero no lo menos importante, son las peripecias para lograr cumplir con la meta propuesta.

Aquí estaría una de las razones por las cuales es tan interesante como método de aprendizaje. El camino o la lucha por el cumplimiento o frustración de la meta se puede compartir.

Sin importar si el resultado es un triunfo o una desilusión, la experiencia engrandeció a quienes participaron, la organización y sus stakeholders.

El líder depende de su equipo, su elenco

El directivo, como en una obra, debe escoger el repertorio para cumplir con sus metas. Es allí cuando comienza a gestarse el éxito o fracaso de las acciones humanas que encabezará.

El protagonista será imitado. Es quien marca el modo y el tono del trabajo, entre otros. Igual que en las obras de representación (piense en cualquier película), desde el modo de vestir hasta la manera de presentar los Powerpoint, la relación con los otros departamentos, el trato entre unos y otros.

El estilo de trabajo estará inspirado en el líder. Puede ser el jefe de una sección, el dueño de un almacén, hasta el CEO de una organización, será imitado por quienes son parte de su círculo.

Storytelling, líderes y la selección de sus colaboradores

El líder, como en una obra, debe escoger el repertorio (colaboradores) para cumplir con sus metas.

Es allí cuando comienza a gestarse el éxito o fracaso de las acciones humanas que encabezará. Un trabajo recién publicado en la revista Harvard Business Review (HBR) señala que a veces los líderes se equivocan al seleccionar, en especial cuando eligen a quienes lo acompañarán por sus actitudes y su comportamiento, más que por su dedicación a las tareas que se les encomienden.

Un querido director de teatro solía decir que un elenco también se elige para el camarín. “Con esas personas te deberás relacionar por meses en espacios estrechos e incómodos”. Lo mismo ocurre en un lugar de trabajo.

Winnie Jiang señala que “los gerentes no deben dejarse llevar por la obsesión de buscar un propósito superior en el trabajo. Este sesgo puede crear una cultura malsana de empleados que indiquen un sentido de propósito que tal vez no tengan y lo puede alejar de los empleados orientados al trabajo, en detrimento, en última instancia, de la organización” (Jiang, W., 2021, HBR).

Lo anterior, mirado desde la narración de acciones humanas que constituyen el relato organizacional, tiene que ver con el primer acto en una obra.

Cuando el protagonista, nuestro líder, presenta el contexto: el lugar, los personajes, la atmósfera que acompañaron la historia que compartirá.

Actualízate con el curso sobre storytelling y estrategia (online) de Clase Ejecutiva UC. 





¿Te gustó? Inscríbete a nuestro newsletter

Artículos más recientes del autor