Storytelling: ¿Cómo hacer un currículum o un informe?

Escrito por : Soledad Puente
como hacer un curriculum, storytelling, curso sobre storytelling de Clase Ejecutiva UC

Para hacer un currículum o un informe usa las herramientas de storytelling, método que utiliza el valor de los hitos en nuestra vida.

Nuestra vida es una historia. Por lo tanto, se aplican cada uno de los pasos que nos señala el método del storytelling. Solo hay que entrenarse para reconocerlos y aplicarse para narrarlos.

El método nos dice: las historias se inician con un equilibrio, que le sigue un quiebre, que da paso a una caída y luego se inicia la lucha por recuperar el equilibrio, que nunca será el mismo que al inicio. Esto significa que el protagonista sufrió una transformación.

Si el método lo aplicamos a nuestra existencia, podríamos decir lo mismo. La diferencia entre un buen guionista y nosotros es que esto lo percibe con mayor claridad, es capaz de narrarlo y, si es talentoso, su historia se convertirá en una para recordar por la situación que presenta.

Aprenda a reconocer las etapas para convertir su narración personal y laboral en una historia que le dé sentido a su vida profesional. Para ello, en este artículo, el método lo aplicaremos a la construcción de un currículo y de un informe. El primero cuenta una parte de nuestra historia y el segundo es la narración de un acontecimiento.
¿Dónde está el secreto? En los hitos.

Los hitos en el currículum

El clásico es un punteo de sus logros más algunos antecedentes de contexto. Los hitos.

  1. ¿Qué hacer para convertirlo en una narración laboral?
  2. Primero, y antes que todo, revise el punteo del currículo y piense: ¿Dónde están mis fortalezas para el trabajo o para demostrar el tipo de profesional que soy (no solo laboralmente, sino que también como ser humano)? Saque el resto.
  3. ¿Cuáles han sido mis aportes en los lugares donde he estado? Anótelos.
  4. ¿Cuáles han sido las transformaciones humanas que he vivido? Escríbalas.

Piense antes de escribir

Piense, piense, piense antes de escribir. Lo importante es que la prosa, aunque corta, sea muy valiosa para usted y para quien la lea. Debe sentirse orgulloso de lo que ha hecho y a quien lo evalúa deben quedarle claros sus puntos fuertes. Todo lo que está ahí, además, son datos comprobables. Basta una llamada telefónica para asegurarse de que estas referencias son verdaderas.

Inicie la narración con algo de contexto muy corto. Que lo sitúe en un espacio. Luego, trabaje cada uno de los hitos seleccionados con su principio, su medio y su final. Es decir, situación anterior, necesidad de cambio y transformación o situación posterior. Si debe narrar una situación que no es favorable, hágalo tal cual y luego narre la lección aprendida. Al final, haga una síntesis de aquello que permita, a quien lo lea, reconocer la etapa en la que está usted profesionalmente y sus planes a futuro.

Los hitos en un informe

  1. Tenga muy claro por qué se necesita ese informe. En la razón está el cambio o hito que se quiere evaluar. Ese cambio o hito es el que le permite aplicar el método.
  2. Sea detallista al hacer acopio de la información. A veces el hito está escondido en un dato que no surge a primera vista. Mire lo que otros no ven.
  3. Esté atento en las conversaciones para detectar lo que hay más allá de los datos. En especial las emociones. También hay información en las conversaciones.
  4. Registre los cambios.
  5. Tenga claras las razones de cada una de las acciones que se le narran o que encuentra.

Vuelva a pensar y ordene

Piense, piense, piense. Ordene los hitos. No es solo un punteo. Deben dar cuenta de los cambios. Estos serán cada uno de los párrafos y si es necesario, los subtítulos. Vamos a hablar de la mayoría de los casos. Un buen informe aporta el final desde el inicio, porque es una historia ya finalizada.

Así también se puede entender mejor lo que se leerá o será narrado. Evite las descripciones, a menos que sean imprescindibles. Las descripciones responden al cómo son las cosas. Y estas son las que hacen que una narración se vuelva pesada. A veces es necesario, pero en este caso vamos a suponer que sí necesita realizar una descripción que tiene un sentido narrativo, pero no abuse.

La historia se inicia con la situación anterior. Como estaba antes de necesitar el cambio. Luego se narra paso a paso, cronológicamente, lo que ocurrió. No con todos los detalles, sino de acuerdo con los hitos que usted, luego de su reporteo o búsqueda de información, fue capaz de reconocer.

Cada hito, en este caso, con lo positivo y negativo. En otras palabras, el informe es la narración cronológica de un cambio con todos sus hitos.

Si utiliza el método del storytelling para armar su CV y sus informes, sus bonos laborales aumentarán no solo porque la información es la precisa debido a su capacidad para detectar los hitos, sino porque los oyentes pensarán que no perdieron el tiempo.

En síntesis

Reconocer el valor de los hitos en las historias permite:
• Dar cuenta de acciones que generan cambios.
• Los hitos hacen avanzar las historias.
• Los hitos permiten reconocer la transformación o cambio.
• Los hitos sitúan y apoyan una mirada global.

Este artículo se publicó originalmente en la página de Clase Ejecutiva UC del diario El Mercurio, en 2020. Puedes descargar el PDF aquí, luego de completar unos datos.

Lee aquí un artículo sobre qué es y cómo aplicar storytelling.

Actualízate con el curso sobre storytelling (online) de Clase Ejecutiva UC.





Soledad Puente
Artículos más recientes del autor