Mi tía me volvió a regalar calcetines: ¡Busca los incentivos correctos!


La gamificación es una tendencia especialmente cuando se trata de incentivos para los millenials.

Escoger el regalo adecuado tiene que ver principalmente con conocer bien a la otra persona. Este es el mismo principio en que debemos basarnos para definir los incentivos que entregaremos a nuestros colaboradores.

Don Pedro lleva 30 años en la empresa, es abuelo, tiene algunas complicaciones de salud. Y además, cada vez se siente menos útil en la organización.

Alejandra vive sola con su hijo adolescente. Realiza un trabajo impecable pero siente que no le queda tiempo para apoyar a su hijo en esta difícil etapa.

Sebastián acaba de ingresar a la organización, es su primer trabajo formal. Viene con muchas ideas nuevas pero está pensando en realizar un posgrado prontamente.

¿A usted lo mueve el convenio con el gimnasio?

La organización definió que para motivar a los trabajadores y comprometerlos aún más con su labor va a entregar un nuevo beneficio: un convenio con el gimnasio que está cerca de la oficina.

¿Motivará realmente este beneficio a don Pedro, Alejandra y Sebastián?, ¿Generará este beneficio más sentido de pertenencia o compromiso a la organización? Seguramente no, porque no se hace cargo de sus necesidades particulares.

No debemos olvidar que gestionar está estrechamente relacionado con motivar a las personas, y saber apalancar estratégicamente qué los mueve en el día a día.

En el caso de don Pedro, debemos buscar una forma de que se vuelva a sentir útil. Y, además, podríamos pensar en beneficios más relacionados con su salud.

Es interesante mirar con detención este fenómeno, pues en un mundo donde se extiende cada vez más la vida de los seres humanos habrá más adultos mayores incorporándose a las organizaciones. Un ejemplo acá sobre las medidas adoptadas por Japón para incluir a los adultos mayores en la fuerza laboral.

A Alejandra queremos retenerla, porque es un talento. Un beneficio que tiene sentido para ella tiene que ver con el horario flexible. Por ejemplo, podríamos adelantar su horario de entrada para que pueda salir antes, alineando así sus roles familiares, el cumplimiento de sus labores y su desarrollo de talento profesional. Esto es una tendencia global como podemos ver en esta nota, en inglés.

Otra alternativa para Alejandra es pensar en un desarrollo profesional, de forma que pueda tomar nuevas responsabilidades en la organización.

Games para los millenials

Sebastián es seguramente un millenial. ¿Cómo le generamos compromiso? Se está estudiando mucho esto, pero tenemos opciones: aprovechar su interés por estudiar y apoyarlo con el financiamiento de sus estudios. Otra alternativa es diseñarle una carrera profesional con logros progresivos, como un videojuego.

Precisamente la gamificación es una nueva tendencia en la gestión de personas, como puedes leer aquí, en inglés.

Entonces, analizando estos tres casos llegamos a una conclusión: debemos pensar en planes diferentes de beneficios que se ajusten a las motivaciones de nuestros colaboradores.

Algunas empresas están comenzando a diseñar programas con puntos que luego cada colaborador puede canjear por beneficios de su interés que van desde productos hasta días libres. Lee aquí sobre beneficios flexibles que potencian la innovación en las empresas.

Así, los incentivos pueden ser muy diversos, e incluso pueden tener como trasfondo promover el bienestar de los trabajadores. Por ejemplo, una compañía japonesa decidió darles más días de vacaciones a aquellos colaboradores que no fuman, lee aquí en inglés.

La imaginación es el límite, lo importante es comprender la riqueza de las individualidades de los trabajadores para sacar lo mejor de ellos.

Y a ti… ¿qué te motiva?