Electromovilidad en Chile: El sol moverá a los vehículos eléctricos

electromovilidad

La electromovilidad presenta una alternativa particularmente atractiva en el caso de países con un gran potencial de energías renovables, como es el caso de Chile. 

Los vehículos eléctricos han visto un rápido crecimiento. Todo ello por el desarrollo tecnológico de baterías, implementación de infraestructura de carga y despliegue de políticas públicas que incentiven su uso.

Debido a esto, su participación en el parque vehicular global ha visto un aumento exponencial en los últimos años. Y se espera que para el año 2030 la cifra supere los 120 millones de vehículos (Agencia Internacional de Energía, 2018). (Ver artículo aquí).

¿Cómo prepararse para ello? La planificación a largo plazo de los sistemas eléctricos —Sistema Eléctrico Nacional, en Chile— es un problema complejo que debe tomar en consideración aspectos económicos, ambientales, técnicos y sociales en su modelación.

Un aspecto difícil de modelar es que debe anticiparse constantemente a los desarrollos tecnológicos y cambios conductuales de las poblaciones sobre las que se modela.

Electromovilidad masiva

Un ejemplo claro de este aspecto es la llegada de vehículos eléctricos (VE) de forma masiva. Por otra parte, el despliegue de VE dentro de un país posee un impacto especialmente positivo cuando estos son cargados desde una matriz eléctrica con una presencia importante de energías renovables.

De este modo, la electromovilidad presenta una alternativa particularmente atractiva en el caso de países con un gran potencial de energías renovables, como es el caso de Chile.

Estudios de optimización y simulación realizados en el Centro de Energía UC permiten concluir que la generación solar fotovoltaica será la predominante dentro las tecnologías de generación instaladas en los próximos 10 años en Chile. Y su participación se ve potenciada en los casos que consideran tanto un mayor nivel de penetración de VE como la existencia de esquemas de carga inteligente para estos.

Beneficios de los VE al sistema eléctrico

Dichos estudios también permiten —a pesar de que las variaciones en demanda y costos totales son leves al 2030— visualizar tendencias claras en el beneficio que pueden traer los VE al sistema.

Por ejemplo, en cuanto a la hora óptima de carga del parque VE, se observa que esta depende de diversos factores. Por ejemplo, el impuesto al carbono existente y la capacidad solar fotovoltaica instalada, para el caso de la matriz chilena.

Ante la presencia de un impuesto al carbono se prefieren tecnologías más limpias, como la solar (horas del día).
En caso de no alcanzarse un nivel de generación solar suficiente, esta carga se enviará a las horas de menor demanda (horas de la madrugada). Para el caso de Chile, la tendencia debería ser cargar durante las horas del día, siguiendo el crecimiento que ha presentado la generación solar fotovoltaica.

Este artículo se basa en otro originalmente publicado en la página de Clase Ejecutiva UC del diario El Mercurio, en 2020. Puedes descargar la página aquí, luego de completar unos datos.

Actualízate con el curso sobre economía de la energía de Clase Ejecutiva UC.





Enzo Sauma
Artículos más recientes del autor