Disrupciones en contratos de construcción: ¿Cómo evaluar los mayores plazos y costos que provocan?

disrupciones en contratos de construcción, contratos de construcción, milla media, measured mile, productividad

Las denominadas disrupciones en los contratos de construcción son frecuentes y de normal ocurrencia. Lee sobre sus alcances y sobre la “milla medida”.

¿Qué es una disrupción en un contrato de construcción? Se trata de una pérdida de productividad, una perturbación, un impedimento, o interrupción en la marcha normal de los trabajos del contratista o ejecutor del contrato, cuyo impacto o resultado es una menor eficiencia productiva. En otras palabras, una obra que sufre disrupciones se desarrolla con una eficiencia menor que aquella que hubiese tenido al no experimentar tales problemas.

Las causas u orígenes de las disrupciones son múltiples y variadas. A modo de ejemplo se pueden mencionar:

  • cambios en el proyecto o sus alcances
  • modificaciones o cambios en la ingeniería
  • condiciones del sitio o de la geotecnia diferentes a las previstas
  • eventos climáticos
  • dificultades de acceso al sitio
  • errores u omisiones en los planos del proyecto
  • accidentes
  • detenciones no programadas o imprevistas
  • lenta respuesta del mandante o de la inspección técnica ante consultas o problemas
  • inspectores de poca experiencia o competencias
  • deficiente planificación de los trabajos y/o movilización de recursos
  • procedimientos de construcción no habituales o complejos
  • maquinaria insuficiente o inapropiada

Un breve análisis de estos ejemplos revela que la mayoría de ellos, si no todos, en alguna medida, afectan la productividad de una obra y en consecuencia tendrán un impacto en sus costos y en sus plazos.

Disrupciones en contratos de construcción: ¿siempre habrá compensaciones?

Ahora bien, obviamente no todas las disrupciones y sus efectos en la productividad del contrato tendrán derecho a una compensación o pago.

Solo aquellas disrupciones que sean de responsabilidad del mandante o dueño, o aquellas que estén expresamente tipificadas en el contrato, podrán dar origen a pagos o compensaciones, ya sea bajo lo que estipule el propio contrato; o bien, bajo modificaciones del contrato mediante órdenes de cambio o acuerdos extracontractuales, que compensen los mayores costos por las pérdidas de productividad y/o mayores plazos necesarios.

En estas circunstancias, los contratistas tienden a culpar por tales pérdidas a los mandantes. Y estos últimos, por su parte, culpan a propuestas mal estudiadas y/o una mala gestión de los contratos, negándose a pagar compensaciones por pérdidas de productividad.¹

¿Cómo se pueden evaluar y demostrar las pérdidas de productividad?

La industria ha desarrollado diferentes metodologías para estimar las pérdidas de productividad. Entre ellas, las más utilizadas son aquellas que se basan en metodologías Project Practice Based Metods, que se sustentan principalmente en los documentos del proyecto en cuestión, sus planes, programas y registros. Lo que les confieren mayor credibilidad frente a otros más teóricos.

La milla medida o measured mile

Y dentro de estos métodos el más recurrido y de mayor aceptación es el conocido como “la milla medida”. ¿En qué consiste? En comparar idénticas tareas desarrolladas en períodos impactados y no-impactados durante el proyecto, lo que permite estimar la pérdida de productividad causada por la disrupción o evento bajo escrutinio.

Su validez y amplio uso para resolver esta clase de controversias se fundamenta en que se comparan rendimientos reales en el sitio, con y sin la perturbación, y no con rendimientos teóricos, planificados o esperados. Esta particularidad es también apreciada en tribunales.

Ahora bien, la aplicación de esta técnica de milla medida o measured mile es compleja y exige la concurrencia de una serie de condiciones, tales como:

  • períodos de medición comparables y significativos
  • la existencia de registros confiables y verificables
  • las disrupciones del período analizado deben ser atribuibles solo a una de las partes
  • dependiendo de las características de las tareas bajo cuestionamiento, los análisis pueden ser muy elaborados
Referencias:
  1. Association for the Advancement of Cost Engineering (AACE) “Estimating lost labor productivity in construction claims”, AACE International Recommended Practice N°25R-03 (2004).

 

Actualízate con el curso sobre análisis de contratos (online) de Clase Ejecutiva UC.





¿Te gustó? Inscríbete a nuestro newsletter

Artículos más recientes del autor