Convención Constitucional: ¿Cómo llegar a acuerdos?

convención constitucional, llegar a acuerdos, cooperación, proceso constituyente

La estrategia de cooperación más que la competitiva permitirá llegar a acuerdos en el proceso constituyente y en la Convención Constitucional.

Los últimos meses han estado caracterizados por la existencia de procesos electorales, que no parecen terminar. Entre ellos, el hito más relevante probablemente fue la instalación de la Convención Constitucional. Fueron 155 personas electas, en un día que definitivamente pasará a la historia, especialmente por los resultados de los convencionales elegidos, que nos confirma que los tiempos están cambiando.

El proceso constituyente y el trabajo de la Convención Constitucional en particular serán, en esencia, un proceso de construcción de acuerdos. Para ello se requiere mucho trabajo, preparación, disposición al diálogo, escucha activa y, sobre todo, voluntad para cooperar.

¿Por qué cooperar? Para construir acuerdos, se han identificado al menos cinco estrategias:

  1. Evasión
  2. Acomodo
  3. Competencia
  4. Transacción
  5. Cooperación

Cada una de estas se debe escoger en función de la importancia que se le asigne a la relación y el resultado con la o las partes involucradas.

La realidad nacional durante el último tiempo ha estado marcada por la crisis. Recordemos, que es producto del estallido social que todo el proceso constituyente hoy ha tomado vida propia.

Una aguda crisis de confianza, de legitimidad de las instituciones y, en definitiva, de los cimientos de la sociedad, es lo que hoy nos mantiene expectantes del desenlace de este proceso.

Convención Constitucional: La estrategia de la cooperación

En este escenario, la cooperación pareciese ser —al menos teóricamente— la única solución factible. Promueve el respeto entre las partes, contribuye a la generación de confianza, y permite encontrar los puntos comunes, aun cuando las ideas sean distintas¹.

Indudablemente, todas las personas que se desempeñarán como constituyentes asignan una máxima importancia al resultado de la convención.

La estrategia competitiva tiene costos

Sin embargo, probablemente haya quienes no estén dispuestos a ceder en sus posiciones, y se planteen con una predisposición más intransigente respecto de uno o más temas que sean de especial relevancia para resguardar sus intereses.

Esto se traduce en una estrategia competitiva, en que se le asigna una alta importancia al resultado, pero baja a la relación. Esta estrategia es tierra fértil para la confrontación, la destrucción de confianzas y dificulta el diálogo.

Así, el costo de que muchas de las partes involucradas en el proceso prefieran una estrategia de estas características es demasiado alto. Puede implicar o el fracaso del proceso, o un pobre resultado atribuido a una falta de coherencia del texto final de la convención.

¿Cuál es la alternativa para la Convención Constitucional?

Además, se debe considerar la existencia de alternativas al proceso. Las alternativas dicen relación con el camino que se puede seguir en caso de no alcanzar un acuerdo. Si dicha alternativa es concreta y de fácil ejecución, pasa a ser lo que se conoce como “Plan B”.

En el caso del proceso constituyente, la alternativa podría ser el fracaso del proceso, lo que confirmaría la vigencia de la actual Constitución. Cada constituyente deberá determinar si esta alternativa es viable y satisface sus intereses, para determinar los incentivos que pueda tener para cooperar o no.

El camino de la colaboración puede resultar complejo y frustrante. Implica una nueva forma de hacer las cosas, demanda respeto, escucha activa, y encontrar valor —aún si se piensa que es imposible— en las posturas y argumentos de la otra parte. Requiere dejar atrás la soberbia y reemplazarla por la humildad, para así, dejar de creer que somos los únicos que tenemos la razón.

Referencia:
1. Un análisis más detenido se puede revisar aquí, documento de la Comisión de Herramientas para la construcción de acuerdos constitucionales, del Foro Constitucional UC.

 

Colaboró en este artículo el abogado UC Felipe Martínez, coordinador de Investigación del Programa de Negociación de la UC.

 

Actualízate con el curso sobre negociación (online) de Clase Ejecutiva UC.





¿Te gustó? Compártelo en tus redes

Artículos más recientes del autor