Comunicación efectiva: pasión, reflexión y aplomo son persuasivos. El caso de Bryan Stevenson

Escrito por : Soledad Puente
comunicación efectiva, presentación exitosa, Bryan Stevenson

Lograr una comunicación efectiva no depende de mostrar coloridos datos. Lo que cautiva es la pasión, la reflexión y el aplomo. Veamos a Bryan Stevenson.

Buscando imágenes para una clase de comunicación efectiva encontré una de Bryan Stevenson. En el pie de foto, junto a su nombre, decía “el charlista TED más ovacionado en la historia”.

Por esa razón, como parte de este artículo, les sugiero que vean esta conferencia, no solo la escuchen. No es sobre presentaciones exitosas. Es sobre su trabajo como abogado y activista por la justicia social. El nombre de la charla es “Tenemos que hablar de una injusticia”, de marzo de 2012. (abajo el video, con subtítulos en español)

¿Qué tiene Bryan Stevenson, fundador y director ejecutivo de Equal Justice Initiative, como ejemplo para apoyar sus ideas frente a una audiencia y, de paso, demostrar cómo lograr una comunicación efectiva?

Destacaría los siguientes tres elementos: pasión, reflexión previa y aplomo.

Comunicación efectiva: 3 elementos clave

1. ¡Pasión por lo que hace!

Olvídense de los montones de datos en una trasparencia llena de colores. Noten la imagen. Sus gestos transmiten. No son los números los que convierten a una persona en líder, tampoco lo es el trabajo bien hecho. Es el amor, la pasión que tiene por lo que hace. Ello es contagioso. Una presentación se convierte en memorable cuando es sobre el orador (ustedes) frente a un desafío.

2. Mucha reflexión previa

Detrás de la presentación de los 23 minutos de Stevenson hay una vida entera, hay una reflexión respecto del trabajo que realiza y sus razones. No es un encargo, es su razón de ser. Nos guía sobre el modo de convertir nuestro quehacer en un aporte, en un estilo de vida.

3. Aplomo

Aplomo es una palabra muy antigua que se refiere a las personas capaces de enfrentar situaciones complejas (en este caso hablarles a millones sobre una situación puntual que desea se conozca) de manera serena, equilibrada y compuesta. Lo notarán en su desplante, seguridad y la tranquilidad frente al auditorio.

El ser humano es valioso de por sí. Es una obra de Dios, única. Por ello, no hay otro como tú. ¡Qué se note! Si tienes la certeza de que tu trabajo es un aporte, el otro lo percibirá y enganchará.

Los invito a ver la charla TED, en la cual vemos a Bryan Stevenson, una personalidad que potencia sus ideas. Dura 23 minutos.

 

Lee aquí un artículo anterior sobre recomendaciones para lograr una presentación exitosa

 

Actualízate con el curso sobre comunicación en vivo (online) de Clase Ejecutiva UC. 





Soledad Puente

¿Te gustó? Inscríbete a nuestro newsletter

Artículos más recientes del autor