Caso Metrogas: una mirada ética y legal al aumento artificial del precio del gas

Escrito por : Darío Rodríguez
Metrogas, caso Metrogas, fraude legal

El caso Metrogas nos permite, una vez más, reflexionar sobre los alcances legales y sobre todo éticos del actuar de una empresa que vende un producto básico como es el gas.

Conadecus contra Metrogas

El 31 de mayo recién pasado (2022), la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (Conadecus) presentó una demanda colectiva en contra de la empresa Metrogas por abusar de su posición monopólica – en las zonas en que goza de concesión – en la distribución de gas.

La demanda explica que el año 2016 Metrogas creó la empresa Agesa, a la cual traspasó el contrato con el cual se abastecía de gas natural hasta ese momento. Hecho esto, Metrogas y Agesa firmaron un contrato por el que Agesa vendía gas a Metrogas a un precio mayor que el que había pagado antes de la creación de Agesa.

A juicio de la Fiscalía Nacional Económica, Agesa no lleva a cabo ninguna actividad necesaria para la mejor atención a los clientes, razón por la cual su fundación solo tiene por objeto aumentar artificialmente el valor del gas que reciben los usuarios, permitiendo a sus accionistas percibir utilidades no sujetas a regulación.

En efecto, el gobierno de Bachelet reguló la rentabilidad de las empresas de gas para proteger a los consumidores de alzas indebidas. De esta manera, Metrogas tiene una rentabilidad regulada, pero, mediante este expediente de crear Agesa, sus propietarios reciben las utilidades no reguladas de esta empresa.

Caso Metrogas: un fraude que es legal

Este nuevo caso de fraude a los consumidores de un producto esencial tiene el condimento particular de ser legal. En otras palabras, aunque es del todo evidente que los usuarios deben pagar hasta un 20% más que lo que deberían y que Metrogas ha percibido alrededor de 400 millones de ganancia en los últimos cinco años, los responsables de la empresa no han cometido delito alguno porque han hecho uso de un resquicio legal. Por eso el Gobierno presentará una ley para regular el mercado del gas natural con lo cual se pretende eliminar dicho resquicio.

Toda la maniobra, por lo tanto, sería legal, pero inmoral, podrían explicar los involucrados en el escándalo Penta, luego de seguir el curso de ética al que fueron condenados.

Normas éticas y las leyes: sus diferencias

Para comprender más claramente esta situación, es conveniente recordar las diferencias entre las normas éticas y las leyes.

1. Ley es restringida, y la ética, universal

En primer lugar, la ley se encuentra restringida espacial y temporalmente según sea su ámbito de jurisdicción y validez. La ética, por su parte, tiene un ámbito de validez amplio, permanente y universal.

2. Las leyes se imponen, y la ética está (o debería) en nuestra conciencia

En segundo lugar, las leyes son impuestas desde afuera de nuestras conciencias por una autoridad. Esta última tiene, además, el derecho y poder necesarios para imponer su respeto, castigando las violaciones. Las normas éticas, en cambio, están en nuestras conciencias y se imponen por sí mismas, sin necesitar ninguna coacción externa.

3. Las leyes son delimitadas, y la ética se basa en la condición humana

En tercer lugar, las leyes plantean sus exigencias de manera claramente delimitada, dejando fuera lo que no esté explícitamente regulado. La ética se impone con un carácter que se deriva de la naturaleza humana y las relaciones de cada ser humano consigo mismo y con el resto de sus congéneres.

Los propietarios de Metrogas o quienes sean responsables de este nuevo caso de corrupción no han cometido ningún delito porque no hay una ley que lo prohíba explícitamente. No tendrán, por consiguiente, castigo alguno.

Sin embargo, es muy diferente la situación desde una mirada ética. Subir artificialmente el precio de un producto de primera necesidad como el gas daña a los consumidores. Aunque ningún tribunal pueda dictar una pena en contra de los hechores de este nuevo abuso por parte de una empresa en contra de sus clientes, una perspectiva ética los condena sin duda alguna.

 

Actualízate con el curso sobre desarrollo organizacional (online) de Clase Ejecutiva UC. 





¿Te gustó? Inscríbete a nuestro newsletter

Artículos más recientes del autor