Automatización del trabajo e inteligencia artificial: ¿Un robot podría escribir este artículo?


Estamos cada vez más cerca de que efectivamente un robot pueda realizar múltiples trabajos. Hay que preparase para la automatización del trabajo.

¿Cómo será la automatización del trabajo? Vamos por parte. Hasta el momento hemos vivido tres revoluciones industriales: la primera tuvo que ver con la mecanización de la producción entre alrededor del 1800, la segunda viene de la mano de la electricidad y la producción en masa a mediados del siglo XIX, y una tercera en la segunda mitad del siglo XX con los avances en tecnologías de información y comunicaciones.

Comenzamos a hablar ahora de la cuarta revolución industrial o revolución 4.0. ¿En qué consiste? Se centra principalmente en la automatización total de procesos de manufactura. Hablamos de tecnologías capaces de aprender y tomar decisiones sin intervención humana. Lee aquí sobre esta revolución.

¿Qué pasará entonces con los trabajadores? Hay cálculo tentativos que esta cuarta revolución agregaría más de USD$14 billones de ingresos a la economía mundial, pero por contrapartida, terminaría con cinco millones de puestos de trabajo.

Sin tener la capacidad de predecir el futuro, parece que hay habilidades que vamos a tener que desarrollar. El que no se adapte no va a sobrevivir (en lo laboral, ¿o no?).

¿Qué habilidades deberán tener entonces los trabajadores del futuro? Por ejemplo: La capacidad de resolver problemas (cada vez más) complejos, un pensamiento crítico, la creatividad, la flexibilidad cognitiva.

Es interesante esta reflexión, que incluso debería hacer replantearnos las habilidades que estamos definiendo en nuestro sistema educativo. ¿Estamos preparando a nuestros niños realmente para el futuro?

La inteligencia artificial en la gestión de personas

Pensando más en específico en la gestión de personas, esta revolución puede traer distintos beneficios.

Utilizando este tipo de tecnologías, las organizaciones podrán utilizar todos los datos que tengan disponibles de sus trabajadores para organizar equipos cada vez más eficientes.

Además, podrán diseñar carreras profesionales a partir de la información de sus procesos de gestión de desempeño de manera cada vez más específica y certera.

Podrán detectar necesidades y recomendar de forma autónoma experiencias de capacitación y aprendizaje profesional.

Herramientas como el big data o el machine learning podrían apoyar los procesos de selección de personal analizando los datos de los currículos de los candidatos con las reales necesidades de la organización o aplicando procesos como juegos digitales en la web. Lee más sobre este tema aquí.

Se viene una revolución… ¿estás listo para adaptarte?