Trabajo e inteligencia artificial: ¿Perderemos el empleo?

Veamos la evolución del trabajo y la inteligencia artificial. Cada vez, en más tareas, vemos a algoritmos superándonos. De nosotros depende cómo interactuar con las máquinas y moldear el futuro que deseamos junto a ellas.

Seguramente Alan Turing, uno de los padres de las ciencias de la computación y la inteligencia artificial (IA), estaría maravillado al ver nuestro día a día actual. Varios de nosotros, antes de las nueve de la mañana ya hemos visto la predicción climática (por ejemplo, con AccuWeather), hemos utilizado algún sistema de navegación para llegar más rápido a nuestro destino (por ejemplo, Waze) y le hemos pedido a algún asistente virtual que realice alguna llamada telefónica (por ejemplo, a Siri).

Gracias a la gran disponibilidad de datos y al crecimiento exponencial de la capacidad de procesamiento computacional, esta llamada cuarta revolución industrial está llegando a todas partes. Otros ejemplos son los vehículos de conducción automática, los robo-advisors para inversiones financieras y los softwares de traducción.

IA superior a humanos

Desde hace varias décadas se ha demostrado que, en múltiples contextos, los algoritmos tienen un desempeño superior a los humanos para realizar predicciones.

A pesar de haber pruebas de esta superioridad, al ver que los algoritmos cometen algunos errores y no son perfectos, las personas tendemos a desconfiar de ellos y preferimos seguir la recomendación de un humano. Este fenómeno se denomina “aversión a los algoritmos”.

¿Has decidido alguna vez no seguir las instrucciones de Waze para llegar a tu destino y has terminado llegando 15 minutos más tarde por confiar en tus instintos? Muchas veces, no seguir una recomendación algorítmica puede tener efectos costosos, desde llegar tarde, hasta tomar una decisión que nos hace perder ventas o incluso diagnosticar mal a un paciente.

¿Seremos reemplazados por las máquinas?

¿Qué pasará con los trabajos si las máquinas siguen demostrando tener desempeños superiores que los humanos en un sinfín de tareas, reduciendo riesgos y mejorando la productividad?

Existen diversos estudios y visiones al respecto. Entre los estudios más reconocidos se encuentra el de Frey y Osborne, que concluyó en 2013 que un 47% de las ocupaciones en Estados Unidos eran potencialmente automatizables, tal vez en una o dos décadas.

Similarmente, un estudio de McKinsey realizado el 2017, concluye que todos los trabajos son parcialmente automatizables, es decir, una proporción de sus actividades puede ser reemplazada por tecnología. Sin embargo, el estudio destaca que el impacto de la IA es a nivel de las actividades o tareas individuales, más que sobre ocupaciones completas. En particular, menciona que solo un 5% de las profesiones son candidatas de ser automatizadas por completo.

En Chile, un estudio reciente de la OCDE estima que el 22% de los trabajos tiene un alto riesgo de automatización y otro 31% un riesgo significativo (ver figura).

Figura IA en los negocios amenaza automatizacion a empleos

 

La IA ofrece una solución poderosa, sobre todo, para trabajos que requieren del procesamiento de grandes cantidades de datos, de seguir instrucciones detalladas o de tiempo prolongado para ser realizados. Las máquinas no tienen las restricciones biológicas que tenemos los humanos, no necesitan descansar, ni dormir, y pueden procesar grandes cantidades de datos en corto tiempo.

Es importante considerar que los modelos de IA están siendo entrenados por nuestros datos y desarrollados por humanos. Las máquinas son nuestra extensión en el mundo. El control sobre la tecnología y su desarrollo está en nuestras manos y somos responsables de guiar esta cuarta revolución industrial en vías del futuro que como sociedad queramos.

Este artículo corresponde a un extracto de la página del curso online “Inteligencia Artificial en los Negocios” de Clase Ejecutiva UC que se publicó en el diario El Mercurio de Santiago en febrero de 2020. Puedes descargar aquí el PDF de la página, luego de completar unos datos.

Lee aquí sobre el curso online “Inteligencia Artificial en los Negocios” de Clase Ejecutiva UC.





Artículos más recientes del autor