El potencial superciclo del precio del cobre y la recuperación económica

precio del cobre, superciclo, recuperación ecoómica, cómo se produce el superciclo del precio del cobre, curso sobre gestión de minería de Clase Ejecutiva UC, diplomados UC online

No hay tal superciclo del precio del cobre, sino más bien, un repunte debido a la recuperación económica mundial que comenzó luego de que la FED, Europa y China inyectaran recursos para enfrentar los efectos del covid-19.

 

Tras la debacle económica que indujo el comienzo de la pandemia, en enero de 2020, la recuperación económica mundial partió el 23 de marzo de 2020 tras la intervención de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED. La entidad inyectó vastas sumas de dinero al sistema financiero. Compró bonos de deuda, y aseguró que las empresas estadounidenses que estaban quedando sin efectivo, pudieran seguir endeudándose con los bancos y no quebraran.

Además, la FED prometió inyectar lo que fuese necesario a la economía para prevenir su colapso. Con ello, el Congreso de Estados Unidos votó cuatro días después, el mayor estímulo económico de la historia para reactivar la economía, por la suma de 1,9 trillones de dólares. Más de siete veces el producto interno bruto (PIB) chileno.

Los principales índices accionarios del mundo, que habían perdido un tercio de su valor desde el 21 de enero hasta el 23 de marzo, comenzaron a recuperarse. Y lo mismo ocurrió con el precio del cobre el que había caído a 209 c/lb (ver figura).

precio e inventarios de bolsas de metales, precio del cobre, superciclo potencial

Más estímulos fiscales

Pero los estímulos fiscales no habían terminado. El 9 de abril, la FED asombró nuevamente al mundo, anunciando fondos de emergencia por 2,3 trillones de dólares para una variedad de mercados, incluyendo municipios y pequeñas empresas.

El 20 de mayo, la Unión Europea anunció un plan de recuperación que inyectaría 2,2 trillones de dólares a la economía en 2020 y 2021. Este acuerdo comenzó a operar parcialmente y fue aprobado en su totalidad el 20 de diciembre de 2020.

China ya estaba en proceso de recuperación de la pandemia a fines de marzo, y sus bolsas de valores habían seguido la misma tendencia que las de Estados Unidos y Europa.

A ello, China añadió una inversión estatal por 500 billones de dólares, dirigidos principalmente a su industria de infraestructura y habitacional, lo que impulsó un frenesí de compra de commodities.

Pero, como ocurre siempre en los auges de commodities, el cobre subió sus costos entre 15% y 20% entre noviembre de 2020 y febrero de 2021, de acuerdo al Wall Street Journal.

El precio del cobre repunta

Fundamental en la recuperación del precio del cobre fue la reducción de chatarra que ingresó al mercado, y los cierres de numerosas minas en el mundo debido al covid-19. Chile se benefició de esto ya que ninguna mina cerró en 2020 ni en 2021 debido al covid-19.

El precio del cobre subió meteóricamente alcanzando los 3 dólares por libra el 24 de julio, pero ahí, el alza se estabilizó hasta el 9 de noviembre, en que se anunció que la vacuna de Pfizer tenía 95% de efectividad.

Por primera vez el fin de la pandemia estaba al alcance, y la euforia mundial impulsó las bolsas de valores y a muchos commodities, incluido el cobre, a una nueva racha alcista, llegando este metal a 3,6 US$/lb el 21 de enero de 2021.

Pero la diferencia es que entonces sí ingresaron a la recuperación económica, industrias que habían quedado rezagadas, y no solo las grandes tecnológicas que se habían beneficiado después del 23 de marzo.

Es recuperación y no un nuevo superciclo del precio del cobre

Ya había voces de que venía un nuevo superciclo. Sin embargo, lo único que había pasado es que el mundo había experimentado una rápida recuperación económica que aún no terminaba. No estaban presentes los elementos que crean un superciclo.

¿Cómo se produce un superciclo del precio del cobre? Los ingredientes que crean un superciclo del precio del cobre son el crecimiento acelerado y prolongado de una fuerza económica mundial principal que demanda muchos más bienes, metales, petróleo y alimentos, que los que puede suministrar la industria en un corto plazo. No estaba este catalizador, y sigue sin estarlo.

Nuevamente China

El precio del cobre, a la par con las bolsas mundiales, siguió su alza en 2021, llegando a 4,35 US$/lb el 25 de febrero 2021.

También subieron su precio en forma equivalente al cobre, otros metales, e incluso el petróleo. Ello incluyó al hierro, al níquel, al zinc, al estaño, al cobalto, y otros. Pero a partir del 25 de febrero, el precio de todos los metales, incluido el petróleo, comenzaron a bajar. No en forma alarmante, pero sí de manera significativa (ver figura anterior).

¿Qué había pasado? Sencillo, China, decidió a fines de febrero, poner fin a estas inversiones estatales y focalizarse en contener los préstamos que no habían rendido. Así como en dirigir nuevamente sus esfuerzos a incentivar el consumo interno.

Una cuestión sí es estratégica para China y eso es la electromovilidad, la que domina ampliamente. Controla cerca del 50% de la fabricación de productos de litio para baterías, a la vez que tiene tres cuartos de la capacidad mundial para fabricar dichas baterías. Lo que le falta es cobre, debiendo importar la mayor parte de este.

No es sorprendente, entonces, que China haya iniciado importantes esfuerzos para sustituir el cobre.

Alto precio del cobre y los impuestos mineros

Varios bancos de inversión y empresas creían en un nuevo superciclo a principios de 2021, pero otros tantos pensaban que ello no sería así.

En Chile comenzó el debate para que las mineras pagaran lo que correspondía de nuestro pseudo royalty que se denomina Impuesto Específico a la Minería (IEM).

Se activó entonces un proyecto de ley presentado en 2018, proponiendo instaurar un royalty de 3% sobre las ventas de cobre. Este se diferenciaba del IEM, en que este último se cobra con base en las utilidades operacionales.

La Cámara de Diputados aprobó este royalty el 24 de marzo de 2021. A pesar de que se sabe que esta votación es inconstitucional porque la iniciativa debe originarse en la Presidencia y no en el Parlamento.

IEM desconocido

Si las mineras privadas pagaran el máximo estipulado por el IEM (14%), ello haría un total en torno al 49% respecto de las utilidades antes de impuesto.

Pocos creen, sin embargo, los cálculos sobre cuánto aportará el IEM con precio alto. El IEM es distinto para cada empresa, porque las negociaciones fueron a puertas cerradas, debido a las cláusulas de invariabilidad tributaria que estaban vigentes.

Además, en 2010 hubo que ofrecerles extensiones del plazo de invariabilidad a las mineras para que firmaran la nueva escala del IEM, votada tras el terremoto del 27 de febrero de 2010.

En suma, cada minera tiene sus propios términos y estos no son públicos. La desconfianza es tal que la cifra anunciada por el Ministro de Hacienda, de 11% en impuesto IEM para un precio de 4 US$/lb, contrasta con el 7% calculado por un exdirector del Servicio de Impuestos Internos.

Reflexiones finales: inaceptable la falta de información pública

En suma, la falta de información pública sobre cuanto aportaría el IEM es impresentable. Y la inquietud sobre cuanto pagarán las mineras con un precio muy alto es justificable.

La discusión debe darse con los datos sobre la mesa. Lo que hay que decidir es cuál es el mejor instrumento, si es el royalty, o si es el IEM en su forma actual o reformado.

Sería inaceptable llegar a fines de 2021 y encontrarnos con que el IEM efectivo que pagaron las mineras es el 7%. Ello tendría consecuencias muy negativas para la minería y para el país.

 

Este artículo se basa en otro publicado en la página de Clase Ejecutiva UC en el diario El Mercurio, en abril de 2021. Puedes descargar el PDF de la página aquí, luego de completar unos datos. 

 

Actualízate con el curso sobre gestión en la minería (online) de Clase Ejecutiva UC. 





Gustavo Lagos
Artículos más recientes del autor