¿Es fija la renta fija?: el otro efecto de la pandemia

Escrito por : Claudio Tapia
renta fija, qué es renta fija, fondo E, fondo money market

La renta fija no siempre es fija y, como toda inversión, su atractivo depende de la relación entre su retorno esperado y el riesgo asumido para alcanzarlo. 

En inversiones, las clases de activos son tradicionalmente clasificadas en dos grandes tipos: activos de renta variable y activos de renta fija.

Los activos de renta variable son en general acciones o cuotas de fondos y, como su nombre lo dice, representan una alternativa de inversión cuyos flujos pueden variar en el tiempo dependiendo del desempeño de la empresa emisora, la utilidad que sea capaz de generar y sus perspectivas hacia el futuro.

¿Qué es la renta fija?

La renta fija se relaciona normalmente con la inversión en bonos y representa en general formas de endeudamiento donde una empresa se compromete a devolver el dinero prestado por el inversionista en plazos y formas que están predeterminadas desde el inicio; de ahí su nombre de renta fija.

Sin embargo, muchas veces se mal interpreta el nombre, creyendo que el invertir en instrumentos de renta fija asegura una rentabilidad sin riesgo, pero ¿es fija la renta fija?

La siguiente figura muestra el retorno acumulado en los últimos 10 años de los multifondos A y E del sistema de pensiones chileno, junto a un fondo mutuo money market.

Retorno acumulado Fondo A y los renta fija, fondos E y money market.
Fuente: Elaboración propia con base en datos Superintendencia de Pensiones y RiskAmerica.

Para responder la pregunta de si es fija la renta fija, describamos en primer lugar de qué están compuestos los fondos de la figura.

  • El fondo A invierte hasta un 80% de su portafolio en renta variable, incluyendo acciones, cuotas de fondos de inversión y de fondos mutuos, la mayoría de ellos en el extranjero.
  • El fondo E tiene hasta un 95% de sus activos invertidos en renta fija, principalmente en Chile.
  • El fondo mutuo money market está invertido en activos de duración menor a 90 días, mayoritariamente certificados de depósito emitidos por bancos locales.

No toda la renta fija es igual: Fondo E vs. fondo mutuo money market

Tanto el fondo E como el fondo money market, por lo tanto, invierten mayoritariamente en activos de renta fija. Sin embargo, vemos que tanto su retorno acumulado como su volatilidad son muy diferentes.

El fondo mutuo money market muestra un retorno menor, pero muy estable, sin períodos de pérdidas y logra acumular un 36% de rentabilidad total durante el período graficado, mientras que el fondo E acumula un 85% de rentabilidad en el período, pero muestra una volatilidad mucho mayor, especialmente a partir de octubre de 2019, donde importantes shocks han afectado el desempeño de los activos locales: el estallido social y la pandemia del covid-19.

La relación con la tasa de interés

¿Por qué esos mismos períodos no afectan al fondo money market? La respuesta está en la duración. Esta representa la sensibilidad de los activos de renta fija a los cambios en las tasas de interés y se mide normalmente en años.

A mayor duración, mayor sensibilidad a los cambios en las tasas de interés. Es decir, más subirá el activo de valor cuando las tasas caen y más caerá el valor del activo cuando las tasas suben (precio y tasas tienen una relación inversamente proporcional).

Como el fondo money market invierte en activos de corto plazo, estos tienen una menor duración (el emisor del certificado de depósito demora poco tiempo en devolver el dinero prestado por el inversionista), mientras que el fondo E invierte en bonos de largo plazo que tienen una mayor duración (el emisor demora años en devolver el dinero prestado).

Por lo tanto, es muy relevante para los inversionistas de renta fija formarse una expectativa acerca de los movimientos de tasas de interés. Si las tasas caen, los precios de los bonos subirán y conviene tener activos de alta duración. Esto sucede normalmente en períodos de menor crecimiento económico y menor inflación, donde los bancos centrales necesitan estimular la economía disminuyendo los costos de endeudamiento.

Por otro lado, si se espera que las tasas suban, los precios de los bonos caerán y conviene tener activos de baja duración. Lo anterior sucede normalmente en períodos de alto crecimiento. Entonces, renacen las preocupaciones de presiones inflacionarias y los bancos centrales necesitan desincentivar el consumo para controlar la inflación.

Unido a lo anterior, existen múltiples otros factores que pueden afectar a las tasas de interés. Por ejemplo, las tasas extranjeras, la relación entre oferta y demanda, el apetito por renta fija de los inversionistas, incluso el riesgo país.

Renta fija: en síntesis…

Debemos tomar en cuenta todos los factores anteriores a la hora de decidir en qué activos invertir. Además de tener muy claro que la renta fija no siempre es fija. Y, como toda inversión, su atractivo depende de la relación entre su retorno esperado y el riesgo asumido para alcanzarlo.

 

Actualízate con el curso sobre gestión de inversiones (online) de Clase Ejecutiva UC. 





Claudio Tapia

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

Artículos más recientes del autor