Marketplace: Qué es, cómo opera y ejemplos

marketplace, qué es market place, cómo opera un marketplace, ejemplos de marketplace

Los marketplaces, que equivalen a malls virtuales, ganan terreno incluso entre las tiendas físicas. Conoce los tres tipos que existen.

La historia de las ventas por internet ha tenido diversas fases, las que se han originado en los avances tecnológicos y la adopción que los han ido teniendo de estas plataformas que ofrecen una amplia oferta de productos y/o servicios en un solo lugar.

¿Qué es un marketplace?

De alguna manera, viene a ser lo que es un mall en el comercio físico, una entidad virtual en donde se agrupa una gran cantidad de oferentes que se relacionan con posibles clientes para intercambiar bienes.

Actualmente existe una diversidad de marketplaces. Venden desde ropa, tecnología, zapatos, libros, artículos nuevos y usados, objetos para coleccionistas hasta una enorme variedad de productos que superan la oferta de cualquier mall real que se conozca.

Previamente a que en internet comenzara el comercio electrónico, los sitios web eran una especie de catálogo donde solamente se daban a conocer productos.

Con el desarrollo de la tecnología del carrito de compras y de los medios de pago electrónicos, los sitios web de tipo catálogo evolucionaron para dar paso a la creación de tiendas online, las que solucionaron la posibilidad de una venta digital.

Marketplaces: Tiendas agrupadas versus tiendas unitarias

Sin embargo, y al igual que sucede con las tiendas físicas, en ocasiones estar con una tienda unitaria, sin estar rodeado de otras hace que el costo de atracción de prospectos pueda ser muy alto. Y se requiera de una inversión muy importante en dar a conocer la marca.

Es por ello que muchas tiendas físicas, que pueden tener su locación individual, también eligen ser parte de un mall en donde hay un flujo de visitantes mucho mayor que puede amplificar las probabilidades de venta.

Por lo tanto, al elegir ser parte de un marketplace se espera que aumente el tráfico a la tienda y se haga más atractiva, generando más demanda y teniendo la oportunidad de incrementar el valor del negocio.

Ciertamente, con la pandemia de 2020 y 2021 más el aumento de la seguridad y las mejoras de la logística, la confianza de los consumidores ha ido creciendo, dando paso a un aumento sustancial de las ventas online.

¿Cómo opera un marketplace?

Un marketplace es un tipo de sitio web de e-commerce donde los productos y servicios son provistos por múltiples tiendas de terceros, pero las transacciones son procesadas por el operador del marketplace. Este último provee de la estructura general del sitio web y de los medios de pago para que las transacciones se lleven a cabo.

Ello permite al dueño de la tienda individual enfocar todos sus esfuerzos en desarrollar su negocio. Y, por cierto, no tener que preocuparse del desarrollo y mantención de una plataforma de e-commerce y su integración con diversas plataformas de pago.

Asimismo, actualmente muchos marketplaces ofrecen a sus tiendas convenios con empresas de logística. Estas últimas facilitan la gestión integral de la experiencia de venta online y el posterior envío de productos a sus clientes.

Tres tipos de marketplaces

Existen 3 tipos de marketplaces según su tipo de modelo de negocio.

1. B2C: empresas que venden a personas naturales

Los marketplaces B2C más conocidos y en donde empresas le venden a personas naturales son Amazon, Rakuten, Linio o MercadoLibre.

Es el tipo más habitual de modelo de negocio. Ello se debe a que el constante crecimiento del comercio entre empresas y personas, que ha ido complementando y reemplazando al comercio tradicional.

2. B2B: empresas que venden a empresas

Los marketplaces B2B están pensados para la relación entre empresas. Por ejemplo, Alibaba, el cual tienen mínimos de volumen de compra que hace que no sea atractivos para personas naturales.

3. C2C: personas venden a personas

Los marketplaces C2C son aquellas plataformas que conectan a personas con otras personas, tanto el vendedor y el comprador son personas naturales. Ejemplos de marketplaces C2C son Yapo, Chileautos o el marketplace de Facebook.

Sin embargo, en la evolución por la necesidad de financiarse, muchas plataformas C2C se han convertido en marketplaces mixtos, donde  conviven los modelos C2C con el B2C. Como resultado, se amplifica la oferta de productos y el mercado se vuelve más atractivo para el cliente potencial.

Actualízate con el curso sobre el consumidor en el mundo digital (online) de Clase Ejecutiva UC.





¿Te gustó? Compártelo en tus redes

Artículos más recientes del autor