La opacidad del mercado del litio

No existen cifras claras sobre producción ni precios en el mercado del litio a nivel mundial.

En todos los metales principales que se comercializan en el mundo, el cobre, el hierro, el oro, el zinc, y otros, no existe duda sobre la producción y sobre el precio. Los datos están a la vista en las bolsas de metales, en la web, en las memorias de las empresas, y en innumerables sitios privados, gubernamentales e internacionales. El litio es francamente distinto.

La confusión que existe sobre la producción de litio es pasmante. El Servicio Geológico de EE.UU. (USGS) indica que el mayor productor de litio en los últimos años, excepto en 2016, fue Australia. Mientras que la Comisión Chilena del Cobre indica que Chile fue el mayor productor excepto en 2017 en que Australia lo superó por un estrecho margen. Las diferencias en producción mundial de diversas fuentes llegan a más de 10% en dicho año.

Pobre información de producción

El USGS no ha dado cifras de producción de litio en los EE.UU. por años, y los sitios oficiales de Australia no proporcionan esta información sobre sus minas de litio.

Tampoco lo hace China, que es el cuarto productor mundial, después de Argentina. Sabemos sí que las tres principales empresas productoras de litio en 2017 fueron Albemarle, SQM y Tianqi, las que en conjunto habrían producido bien por sobre el 70% de la producción mundial del metal. Ello contrasta con la industria del cobre, en donde las tres mayores empresas mineras, Codelco, BHP y Freeport, produjeron el 26,7% del metal en 2017.

La causa de la opacidad en datos de producción está basada mayormente, no en los salares de Chile y Argentina, en donde hay alguna información de producción, sino en los productores de litio en Australia, en China, y en los EE.UU.

La extracción de mineral de litio se procesa a concentrados con una recuperación muy variable. Y los concentrados pueden ser usados directamente en productos o procesados en una planta refinadora, para producir carbonato, hidróxido de litio y otros productos.

Por ejemplo, no se puede saber a ciencia cierta cuál es la producción de la empresa Talison en la mina Greenbushes en Australia, que tendría una producción de litio similar a la del Salar de Atacama. Tampoco hay información cierta sobre la producción de otras minas en Australia y China, incluyendo las dos minas que tiene Tianqi en este último país.

Muy poca información sobre propiedad

En el ámbito de la propiedad, hay también muy poca información. Según la autoridad de los EE.UU., Tianqi y Albemarle tienen participación accionaria de 51% y 49% respectivamente en la empresa Talison, por lo que esta es controlada por Tianqi.

Además, esta última tiene un acuerdo comercial con Albemarle en que se dividen el mundo para vender una parte de los concentrados de litio que producen en Greenbushes. Ello no afectaría otros ámbitos del control de Tianqi sobre Talison. Entonces, dos de las tres grandes productoras del litio están ya asociadas en Australia.

Con el ingreso de Tianqi a la propiedad de SQM, las tres empresas quedarían interconectadas mediante Tianqi. Y entre las tres controlarían los dos mayores yacimientos en producción en el mundo. Esta relación es altamente asimétrica ya que quedó establecido que SQM y Albemarle no pueden asociarse entre sí.

Precios variopintos

La opacidad, sin embargo, no se limita a la producción, sino que se extiende al precio. Una rápida visita a los sitios web permite llegar a una amplia variedad de precios. Precios spot (que es una pequeña fracción del mercado) y de contrato, precios en China, en Estados Unidos, en Europa, y en tránsito desde un país a otro, para los principales productos de la industria.

El asunto se complejiza aún más cuando uno se entera que los contratos, entre vendedor y cliente final, estipulan no solo un tipo de carbonato de litio grado baterías, sino que composiciones distintas dependiendo de las necesidades del fabricante.

Cada compañía fabricante de baterías de litio tiene su tecnología propia, y requiere productos que están hechos a medida, con límites distintos para ciertas impurezas, por ejemplo. Y los precios difieren de acuerdo a esto.

El mercado de venta de los productos de litio consiste en que el vendedor (una de las compañías productoras de productos de litio) fideliza a clientes y tiene contratos de venta que se extienden a más de un año.

Una empresa productora no debiera cambiar sus clientes de año en año, y el cliente no desea cambiar de proveedor, porque ya conoce la calidad del producto y el cumplimiento de las fechas de embarque. Lo que se negocia año a año es fundamentalmente el precio, las cantidades, y también la composición del producto en caso que haya cambios tecnológicos.

Entonces, no hay un solo precio para carbonato de litio grado baterías, hay muchos precios, tal vez tantos como contratos. Y las grandes compañías no conocen a ciencia cierta cuál es el precio de venta de sus competidores.

Si bien el foco del debate sobre el ingreso de Tianqi a la propiedad de SQM estuvo siempre basado en el carácter de fuertes competidores de estas dos empresas, la opacidad del mercado ha sido clave en alimentar la incertidumbre y la desconfianza en el debate realizado en Chile.

 

 





Gustavo Lagos
Artículos más recientes del autor