El auge del modelo de plataformas: ¿Cómo subirse?

Modelo de plataformas

Hasta 2018, siete de las 10 primeras empresas globales han armado su negocio en torno al modelo de plataformas. Hace 10 años era una sola, Microsoft. ¿Cómo subirse a este carro?

El modelo de plataformas —AliExpress, Etsy o Mercado Libre, UBER o Didi, YouTube, Airbnb— representa un cambio fundamental en como los negocios y las personas se están relacionando las unas con otras, formando modelos de negocios más en red que lineales. Pueden ofrecer altos ingresos y márgenes con relativamente pocos activos. En vez de construir características para atraer a los clientes para que consuman sus productos y servicios, forman ecosistemas donde interactúan proveedores, distribuidores y clientes. Más que simplemente pagar por un servicio recibido, los clientes muchas veces entregan y reciben valor. Como resultado, las plataformas se vuelven más valiosas en la medida en que más personas las usen, lo que se llama el “efecto de red”.

Existen dos diferentes efectos de red que pueden impactar el crecimiento del negocio de las plataformas. Uno es el más obvio, que es el “efecto de red directo” o el “efecto de red del mismo lado” que ocurre cuando el aumento de los usuarios de un producto o servicio genera un incremento en el valor para el mismo tipo de clientes o lado. El otro efecto es el “efecto de red indirecto”, este ocurre cuando el valor añadido de agregar más usuarios no siempre se manifiesta de manera directa.

Generalmente se produce un mecanismo indirecto “tras bambalinas” que hace crecer al mercado. Veamos que pasa con los smartphones. ¿Nos beneficiamos directamente de que otras personas usen estos aparatos? La verdad es que sí. Pensemos que la existencia de más celulares inteligentes atrae a la larga a más desarrolladores de aplicaciones y software, lo que nos beneficia por que tendremos una mejor oferta de servicios. Esto también favorece a otros usuarios, que crecerán en cantidad, atrayendo más desarrolladores.

Al analizar las mayores empresas globales por valor bursátil, vemos que al año 2018, 7 de las 10 primeras han armado su negocio en torno al modelo de plataformas. Hace 10 años, una sola podía considerarse que utilizaba este modelo: Microsoft (ver figura).

Las mayores compañías globales 2018 versus 2008

Plataformas mayores compañias del mundo tradicionales y de plataformas
Fuente: Bloomberg, Google.

Tres características

Los negocios basados en plataformas tienen las siguientes tres características distintivas:

1. Empresas livianas en activos: Según el Forbes Global 2000 List del año 2018, si comparamos las 10 mayores empresas que tienen el modelo de plataforma y las 10 mayores más tradicionales, como Berkshire, JP Morgan o Exxon Mobil entre otras, vemos que estas últimas presentan un margen de ventas sobre activos del 10%, comparadas con las basadas en el modelo de plataforma, que suben su margen hasta al 64%. Además, las basadas en plataformas tienen un 70% más en valorización bursátil.

Facebook es la empresa de medios más popular de mundo y no crea contenido, AliExpress es uno de los retailers más valorados y no tiene inventarios o Airbnb es el proveedor de acomodaciones más grande y no tiene bienes inmuebles. Esto se debe a que las plataformas les entregan a los distintos participantes una parte importante de la responsabilidad en la creación de valor, lo que hace que tienden a tener menos activos.

2. Escalamiento rápido: Crecen rápido gracias a sus bajos costos operativos y arquitecturas escalables en la nube. Otro factor es su habilidad para hacer crecer los ingresos con bajos incrementos de sus planillas de colaboradores. Airbnb alcanzó los 4 mil millones de dólares en ventas con solo 600 empleados directos.

3. Eficiencia económica: Permiten el uso eficiente y distribuido de los factores productivos como el trabajo, los activos o talentos. El resultado es una profusión de plataformas que en general juntan diversos actores, muchas veces aislados, que los empoderan para que contribuyan económicamente. Pueden ser micro-retailers que ahora venden sus productos caseros a través de Etsy, o música en la tienda especializada en discos compactos físicos y de descarga CD Baby, o microrevendedores que pueden encontrar compradores para sus bienes usados en EBay.

Este artículo se basa en la página publicada en el diario El Mercurio en julio de 2019, que puedes buscar y bajar aquí, previa indicación de tu correo y temas de interés.

Lee aquí sobre el curso “El Desafío de la Transformación Digital en la Organización” de Clase Ejecutiva UC.





Martin Meister
Artículos más recientes del autor