¿Cuáles son los métodos básicos de planificación en construcción?

metodos basicos de planificacion en construccion ok web shu_1389576428-min

La carta Gantt y los diagramas lógicos son dos herramientas básicas para planificar en construcción.

En general, para lograr el éxito de un proyecto, diversas actividades debidamente planificadas deben ser ejecutadas de manera correcta. Obviamente la etapa de planificación de dichas actividades adquiere una gran importancia, puesto que esta etapa permite determinar en parte si las actividades que se espera ejecutar son las apropiadas para el objetivo que se persigue.

La planificación puede ser entendida como la actividad de concebir sobre qué se debe realizar, cómo, dónde, quién y con qué, entre otros puntos. Estos raciocinios, discusiones, decisiones, acciones y compromisos adquiridos sumado a las técnicas de planificación —que ayudan a analizar el plan, organizar la información y facilitar la entrega de esta— resultan en un plan de trabajo, es decir, una estrategia y tácticas para la ejecución del proyecto, en función de actividades, tiempo, cantidades, recursos, costos, etcétera (Serpell y Alarcón, 2012).

Entonces, la planificación de obras de construcción consiste en ordenar la realización de todas las actividades que son parte de la materialización del proyecto, cuyo principal objetivo corresponde a racionalizar las tareas asociadas a la construcción, con el fin de evitar conflictos y disminuir riesgos en el proceso constructivo.

Existen diversos métodos de planificación dependiendo de los requerimientos del proyecto, su nivel de complejidad y el nivel de detalle con que se desee planificar su desarrollo.

Representación visual

En esta ocasión revisaremos algunos métodos básicos de planificación utilizados en construcción: la carta Gantt y los diagramas lógicos.

1. La carta Gantt: Corresponde a una herramienta de planificación visual de representación gráfica en forma de barras, de fácil comprensión y uso. Permite sostener un control de corto, mediano y largo plazo aplicable a todos los niveles de planificación (estratégica, táctica y operacional). Las actividades que componen el proyecto se listan en el eje vertical, mientras que la escala de tiempo se presenta en el eje horizontal, para finalmente completar mediante barras frente a cada actividad la duración correspondiente.

2. Diagramas lógicos: También conocido como diagrama de mallas, corresponden al grupo de técnicas gráficas de planificación (símbolos) que presentan el proyecto como una malla de actividades relacionadas entre ellas, destacando las interrelaciones y su secuencia de ejecución.

Entre los diagramas lógicos básicos existen dos tipos:

a) Diagrama flecha-actividad: Se caracteriza por presentar las actividades como flechas y los nodos como eventos (inicio, hitos y fin de actividades). Dentro de los diagramas flecha-actividad destaca el uso del Método del Camino Crítico (CPM), que determina la duración del proyecto mediante el cálculo del camino crítico del diagrama lógico que representa un proyecto. Las actividades críticas son las que deben completarse de acuerdo con sus programas para completar el proyecto en la fecha programada. Es decir, las actividades que necesariamente deben ser ejecutadas para no generar atrasos en el proyecto, esto es, no poseen holgura.

b) Diagrama nodo-actividad: Se caracteriza por presentar las actividades por nodos y las relaciones de precedencia entre actividades por flechas, siendo el más adecuado en uso de relaciones complejas. Dentro de los diagramas nodo-actividad destaca el Método de Diagrama de Precedencia (PDM), que al igual que el CPM, determina la duración del proyecto mediante el camino crítico de la malla. No obstante, se diferencia por las ventajas en la incorporación de desfases, traslapes y relaciones complejas. Estas nuevas situaciones generan modificaciones en el cálculo normalmente realizado, haciendo su cálculo más complejo pero con una representación más detallada.

Los diferentes métodos de planificación (CPM, PDM u otros) poseen convenciones para representar las actividades y duraciones. Entre ellos se pueden mencionar las fechas tempranas y tardías de comienzo-término de las actividades (en CPM) y relaciones de comienzo-comienzo, término-comienzo y término-término de actividades (en PDM). Lo importante es que independientemente de quien construyó y calculó los diagramas de planificación, cualquier planificador pueda ser capaz de interpretarlo correctamente.

Por último les dejo una pregunta para su reflexión: ¿Es siempre mejor planificar con el mayor nivel de detalle posible?

Este artículo contó con la colaboración de Gabriel Azúa.

Lee aquí sobre el curso “Gestión de la Construcción” de Clase Ejecutiva UC.





Artículos más recientes del autor