Consumidores: cambia la forma de pago

Los nuevos medios de pago, como por ejemplo, los wearables o a través de smartphones, están dejando definitivamente de lado al dinero en efectivo. Los consumidores nos vamos acostumbrando a usar cada vez menos el dinero físico.

Hemos revisado en artículos anteriores (*) los cambios en nuestros comportamientos de compra debido a la pandemia. Muchos de estos perdurarán pues se están impactando hábitos que quedarán en nosotros. Hay uno que puede parecer transparente, pero trae cambios importantísimos a nivel macro: los mecanismos de pago.

Según Transbank, en Chile, la participación de las ventas por internet sobre las ventas totales, se duplicaron en abril (era 20% en 2019 y 38,9% durante abril de 2020) y el 60% se hace con tarjeta de crédito. Acorde a la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), las ventas online del comercio siguieron acelerándose y durante las primeras semanas de mayo se triplicaron. Hay nuevos compradores: el 25% de los clientes online de estos últimos meses son novatos1, y todos ellos están dispuestos a pagar online.

El uso de los mecanismos de pago online se incrementan estos meses por razones obvias. Pero esto no se quedará aquí, el 74% de los chilenos creen que van a seguir pagando de forma electrónica una vez pasada la crisis2.

Y si de adopción de nuevas formas se trata, en Chile están apareciendo fuertemente múltiples opciones de pago: naturalmente que todas las soluciones vía apps en los celulares, pero además pulseras, relojes, etc.; Banco Santander tiene publicidad hace algunos meses para el uso de su pulsera contactless. (ver fotografía)

consumidores, formas de pago, wearables, contacless,

Aunque estas herramientas de pago no son una innovación, porque ya llevan mucho tiempo siendo utilizadas en otros países (como revisaremos más adelante), representan un cambio profundo en la tendencia de transacciones de pago.

Es más, podemos decir que el dinero físico está perdiendo cada día mayor terreno. Ya hay países donde las transacciones electrónicas superan de manera sustancial las de efectivo, como por ejemplo: Suecia, Corea del Sur y China.

Wearables: Relojes, anillos o pulseras que pagan

Los wearables son los dispositivos que se usan en alguna parte del cuerpo, como relojes, anillos, ropa, etc. Entre todas las funciones de estos productos están las de pago y su funcionamiento a la hora de pagar es similar al de una tarjeta contactless. O sea, en vez de usar la tarjeta de crédito o débito se acerca la pulsera o reloj.

Los wearables llevan varios años existiendo, solo en 2014 se registraron alrededor de 20 MM de wearables en el mundo. Y Visa declaraba, como auspiciador de los Juegos Olímpicos, que Río 2016 sería el reino de los llamados medios contactless.

Hay muchos otros productos desarrollados como medios de pago: refrigeradores inteligentes, autos con metodologías de pago incorporados y hasta espejos para tiendas de ropa.

Hablemos de los pagos vía celulares. China es el país más avanzado en lo que a pagos móviles se refiere. Es bien sabido que mientras nosotros en Chile o en occidente, recién vemos proliferar soluciones como Google Pay o Apple Pay, en China el 80% de los usuarios de smartphones lo usa para pagar.

Casi todos los comercios utilizan este medio, por ejemplo, taxistas, almacenes o grandes retailers; se calcula que menos del 20% de las transacciones se hacen con dinero en efectivo.

En China hay dos plataformas principales de pago que tienen más del 90% de las transacciones: AliPay, con más de 700MM de cuentas abiertas, y que es el sistema de pagos móviles del grupo Alibaba, y WeChat Pay, con más de 800MM de cuentas abiertas y corresponde al sistema de pagos integrado en la aplicación de mensajería más popular de China.

AliPay y WeChat funcionan mediante códigos QR. Cada cliente cuenta con un código QR único para hacer sus pagos en los diferentes comercios. El usuario genera un código QR a través de la aplicación en su teléfono móvil y el comercio la escanea para realizar la transacción. Aunque hay más sistemas de pago, como UnionPay que es la red que agrupa a las tarjetas y cajeros de China, no son relevantes. Por cierto, esta última ya arribó a Chile el año pasado.

Aspectos que mejorar

Como ven, la tendencia en los medios de pago avanza a abandonar el dinero físico. La proliferación del ecommerce también nos empuja a utilizar tarjetas y otros medios. ¡Aún más la pandemia!

Tanto Chile como el resto de los países de Latinoamérica tienen que continuar trabajando en mejorar el ecosistema bancario, la conectividad monetaria, y la seguridad en las transacciones para dar tranquilidad a los consumidores y permitir que el comercio online se pueda seguir desarrollando, y así mejorar las experiencias de compra de todos los consumidores.

Referencias:
1 Cámara Comercio Santiago.
2 Kantar World Panel. Barómetro Covid 19.

(*) Lee sobre los cambios en la participación de mercado de ciertas categorías. En este enlace sobre los sesgos y la impulsividad. Y finalmente, acerca de qué pasará con el ecommerce una vez superada la pandemia.

Lee aquí sobre el curso online “Comportamiento y Experiencia del Consumidor” de Clase Ejecutiva UC.





Artículos más recientes del autor