¿Cómo se relacionan los avances tecnológicos y el empleo en la construcción?

avances tecnologicos y empleo en construccion ok web

El riesgo de automatización de empleos en el sector de la construcción alcanza el 42,3%, mientras que el 10,2% de los trabajos se encuentran en alto riesgo.

El rápido avance y en ocasiones asombrosos desarrollos tecnológicos han logrado modificar la forma en la que trabajamos, negociamos y nos relacionamos. En diversas industrias, es común observar que las ejecuciones de tareas son de forma repetitiva o cíclicas y el sector de la construcción no se encuentra exento de ello. Tradicionalmente este sector ha sido altamente dependiente de la mano de obra, que por cierto requiere de procesos de adaptación y aprendizaje.

La irrupción de la tecnología —que conlleva una disrupción significativa— genera un nuevo escenario, en que la renovación de sistemas y procesos obsoletos o menos óptimos es un hecho. Ante estos cambios se requieren esfuerzos. Obviamente, estos procesos de adaptación no estarán exentos de dificultades, entre ellos la velocidad de la irrupción de la tecnología, el nivel de adopción y adaptación, la cultura propia de las empresas y país, entre otros.

Aportes de la Revolución Industrial 4.0

No obstante, sin duda alguna el futuro en este sentido es prometedor, donde la Revolución Industrial 4.0 está marcando un antes y un después en nuestra historia. El impacto de la tecnología digital, el procesamiento de datos, adelantos en la robótica e inteligencia artificial (IA) se hacen cada vez más presentes.

Ante el temor de algunos respecto de la automatización y el reemplazo de empleos, el Centro Latinoamericano de Políticas Económicas y Sociales (Clapes UC) presentó mediante un modelo predictivo la probabilidad de automatización en el mercado laboral de Chile. Esta cifra alcanzó el 42%, mientras que el 17% de los ocupados presenta un alto riesgo de automatización. Los segmentos de mediana y baja calificación presentan probabilidades promedio mayores de reemplazo (40% y 53% respectivamente) que el segmento de alta calificación (37%).

Trabajos rutinarios y predecibles son altamente reemplazables. En particular, el estudio exhibe que para el sector de la construcción el riesgo de automatización alcanza el 42,3%, mientras que el 10,2% de los trabajos del sector se encuentran en alto riesgo de automatización. Incluso, no sería extraño que con los próximos avances algunos trabajos no tan rutinarios pudieran reducir su campo frente a los robots y la automatización.

También oportunidades

Pero por supuesto, hay distintas formas de mirar el futuro. En oposición a la amenaza de reemplazo de empleos, el World Economic Forum (WEF, 2018) señala que “los sistemas y robots de IA, impulsarán la productividad, reducirán costos y mejorarán la calidad y gama de productos que las empresas pueden ofrecer”. Una gran noticia para quienes adopten y sean capaces de aprovechar exitosamente estos avances.

Tal como sucede con una nueva incorporación, nuevas oportunidades surgen y la clave es saber cómo y cuándo aprovecharlas. Para enfrentar las nuevas necesidades y poder desempeñarse apropiadamente en los nuevos campos laborales, la capacitación y formación continua son claves: una reconversión productiva, fortalecimiento de habilidades de más difícil reemplazo como la creatividad, razonamiento crítico y habilidades blandas y obviamente habrá quienes deban operar y mantener las nuevas tecnologías.

Las nuevas tecnologías y en particular la automatización no son enemigas, sino aliadas para potenciar nuestra productividad y desarrollo, y con ello mejorar nuestra calidad de vida.

Les dejamos una pregunta para comentar: ¿Qué medidas recomendaría usted para adaptarse oportunamente a la revolución industrial 4.0 en la construcción?

Este artículo contó con la colaboración de Gabriel Azúa.

Lee aquí sobre el curso “Gestión de la Construcción” de Clase Ejecutiva UC.





¿Te gustó? Compártelo en tus redes

Artículos más recientes del autor