¿Cómo hacer un buen sitio web?

Para hacer un buen sitio web, hay que centrarse en el usuario. Y lo estético es lo último.

Un sitio web no puede ser desarrollado meramente desde un punto vista estético. Existe consenso que previamente es indispensable un estudio del modelo de negocios que subyace al sitio mismo.

De esta manera se podrá proponer un sitio que permita que el vínculo entre la audiencia y la marca se pueda desarrollar de manera saludable y que asegure que habrá visitantes que cumplan con los objetivos que su creador se propone.

Es decir, el diseño web viene a coronar una serie de etapas previas que permitirán crear una experiencia memorable para el usuario, donde el diseño es la capa más concreta a la que la audiencia se enfrentará.

Qué dice Garrett

Jesse James Garrett es un arquitecto de información estadounidense que ha desarrollado una metodología que ha llamado “Los elementos de la experiencia de usuario”. En este sentido, tal como en el marketing y en el diseño tradicional, se ha producido un consenso sobre que una estrategia digital y, por ende el diseño web, debe ser centrada en el usuario, en donde toda la creación se base en satisfacer sus necesidades.

El método de Garrett involucra abordar el proyecto en cinco etapas:

  1. Aspectos estratégicos:En la primera etapa se privilegian aspectos estratégicos como los objetivos del sitio. Conjuntamente hay que estudiar cuáles son las necesidades del usuario. Los objetivos más usuales que puede tener un sitio web son: dar a conocer una marca, producto o contenidos; vender productos;  recoger opiniones de los usuarios; ofrecer información específica, y jugar, entre otros.
  2. Especificaciones funcionales:En la segunda etapa se definen las especificaciones funcionales en las que se deben listar todas las capacidades para lograr que el usuario tengan una experiencia adecuada. A la vez se debe relevar cuales serán los requerimientos de contenidos que el usuario espera, cantidad de idiomas, ámbitos y profundidad del contenido, tono y estilo del lenguaje.

Mapa de navegación

  1. Arquitectura de información:En la tercera etapa se definirá la arquitectura de información. Es decir, cuál será la estructura lógica y niveles de la información, de manera de facilitar al máximo el acceso intuitivo al contenido.

En paralelo se analiza el diseño de interacciones. Se define cómo el usuario interactuará con las funcionalidades definidas para el sitio en la etapa segunda. En esta fase se crea uno de los elementos más conocidos del diseño web, el llamado mapa de navegación, en donde de manera gráfica se muestran los distintos niveles de contenidos. Y cómo cada elemento se relaciona con sus precedentes y subsecuentes, pudiendo apreciarse las secciones del sitio y su organización en general.

  1. Diseño de interfaz:En la cuarta etapa se diseña la interfaz de forma que se facilite el entendimiento de la información, a la vez que el usuario pueda moverse con facilidad a través de la arquitectura de información.

En esta etapa se desarrollan los llamados wireframes, elementos donde se muestra intencionadamente la organización y jerarquía de los elementos, pero sin utilizar color o tipografía final, de manera que al revisarlo no interfieran los elementos visuales que se desarrollan en la última etapa.

  1. Diseño gráfico:En la quinta etapa se llega recién al diseño gráfico para desarrollar el aspecto visual del sitio. Se define la paleta de colores, la tipografía, la gráfica de los elementos. Y se plasma la vinculación emocional que se quiere gestionar cuando el usuario interactúe (look and feel).

Es bastante habitual que personas no conocedoras del proceso web comiencen por esta fase de diseño gráfico. Ello no es recomendable puesto que se omiten las etapas anteriores, las que son sumamente importantes para que el sitio cumpla con sus objetivos.

 





Artículos más recientes del autor