¿Cómo es la relación entre el mandante y los participantes de un proyecto?

mandante y participantes de un proyecto construcción

Existen beneficios al realizar las obras por medio de firmas contratistas, las que hacen una mejor utilización de sus recursos, al usarlos en sus diferentes proyectos.

Las obras de construcción pueden ser realizadas directamente por el mandante interesado —quien concibe y define los objetivos del proyecto de construcción—, o por medio de firmas contratistas. Obviamente, existen algunos beneficios al realizar las obras por medio de estas últimas.

La realización de la obra por parte del mandante significaría hacer uso de recursos propios. En tanto, al realizar la obra mediante contratistas especializados se hace uso de recursos externos los que son regulados a través de un “contrato de construcción”.

Generalmente el mandante no posee dentro de su organización mano de obra dedicada o especializada para la construcción, y presenta escasos o nulos conocimientos y experiencia para materializar un proyecto de construcción. La empresa contratista, en cambio, se crea con tales objetivos, posee personal especializado y su producto es la realización de obras de construcción.

En el escenario de realizar la contratación directa del personal para construir, el mandante se ve obligado a incorporarlo dentro de las normas laborales corrientes y de finiquitar su contrato al terminar la obra, con las consiguientes consecuencias tanto sociales como económicas. La empresa contratista o de construcción en cambio, se organiza distribuyendo su personal en las variadas faenas, pudiendo así mantenerlo ocupado regularmente.

Las empresas de construcción hacen una mejor utilización de sus recursos físicos armonizando la inversión en su uso compartido por los diferentes proyectos. Esto se extrapola a la adquisición de materiales, cuya condición de compradores habituales, se convierte en una ventaja comparativa.

Estructuras organizacionales básicas

Una vez que el mandante delega la materialización del proyecto y el contratista a su vez delega a otras personas o empresas, se establece una relación contractual entre estos y muchos otros participantes de un proyecto. Algunas estructuras organizacionales básicas de participantes se presentan a continuación:

a) Estructura tradicional: El proyecto y la construcción son entregados en contratos separados, teniéndose un solo contratista general, con numerosos subcontratistas y el proyectista es independiente (ver Figura 1).

Figura 1: Modelo de estructura tradicional de relación de participantes

Modelo de estructura tradicional de relacion de participantes
Fuente: Albala, 1986

 

b) Estructura de administración de diseño y de construcción: Es similar al anterior con la excepción de que existe una empresa consultora de diseño y construcción, y el contratista depende contractualmente en forma directa del mandante. Así, una sola empresa es responsable del diseño y de la construcción (Figura 2).

Figura 2: Modelo de estructura de administración y diseño

Figura 2 Modelo de estructura de administracion y diseño
Fuente: Albala, 1986.

c) Estructura de administración profesional de la construcción: Similar al de administración de diseño y construcción, e incluye una nueva relación contractual entre el mandante y el proyectista. El trabajo es en equipo: del mandante, proyectista y administrador profesional, pudiendo este último actuar perfectamente en representación del mandante (ver Figura 3).

Figura 3: Modelo de estructura de administración profesional al diseño

Figura 3 Modelo de estructura de administracion profesional al diseño
Fuente: Albala, 1986

d) Estructura de contrato de diseño y construcción o denominado “llave en mano”: Está basado en que el diseño contrata a una sola empresa que se encargue de la planificación, diseño y construcción. El contratista acude generalmente a un gran número de subcontratistas (ver Figura 4).

Figura 4: Modelo de estructura de contrato de diseño y construcción

Figura 4 Modelo de estructura de contrato de diseño y construccion
Fuente: Albala, 1986

Revisadas las distintas estructuras organizacionales y la relación entre mandante y los participantes en un proyecto, les dejo una inquietud: ¿Qué características debiera tener un contrato entre mandante y contratista bajo estas estructuras organizacionales?

Lee aquí sobre el curso online “Gestión de la Construcción” de Clase Ejecutiva UC.





Artículos más recientes del autor