Coaching: ¿Sabías que el líder es en esencia un coach?

El coaching ocurre dentro de una conversación donde aparecen compromisos mutuos.

¿Para qué sirve el coaching? Veamos. El liderazgo y la persona son las claves de una nueva era empresarial. El líder esencialmente se preocupa por planear el crecimiento personal y profesional de cada una de las personas del equipo. Y en ese sentido es similar a un coach.

El líder posee una visión inspiradora y trascendente. y mediante el ejemplo, la disciplina, la responsabilidad y el compromiso, orienta al equipo hacia esa visión, convirtiéndola en realidad.

Es decir, es un líder que promueve la unidad del equipo. Y consolida la relación dentro del grupo para potenciar la suma de los talentos individuales.

De esta manera, los directivos tienen que asumir como objetivo estratégico tanto personal como corporativo el autodesarrollo y el aprendizaje.

Coaching para mejorar el desempeño

El coaching es una actividad que mejora el desempeño en forma permanente. Específicamente, es una conversación que involucra al menos dos personas por ejemplo, a un supervisor y a un individuo. Aunque en ocasiones puede ser entre un superior y su equipo.

El coaching ocurre dentro de una conversación donde aparecen compromisos mutuos. El concepto que subyace a esta definición es que no ha habido coaching a menos que haya ocurrido un cambio positivo.

Gerentes, supervisores y líderes pueden tener muchos tipos de conversaciones en las cuales intentan mejorar algún aspecto del desempeño individual o del equipo. Pero si no ocurre algún cambio positivo, entonces lo que ocurrió no es una interacción de coaching.

El coaching es una relación profesional (no directiva) para mejorar la capacidad de acción y de aprendizaje (no transmitir conocimientos, sino aprender a aprender mediante el feedback y la práctica) a través de un proceso programado de observación, interrogación, diálogo y descubrimiento que proporciona tres valores clave: información relevante, opciones informadas y compromiso auténtico.

Tres elementos del coaching

Los mejores líderes logran cosas extraordinarias porque usan las emociones y cuidan a sus colaboradores. Sobre esta base, la relación de coaching se concreta en tres elementos:

  1. Establecer criterios claros:El primer requisito para mover a las personas es establecer criterios claros: objetivos a corto plazo, que permiten medir los progresos, y valores a largo plazo, que determinan el tipo de persona en el que nos convertimos. El coachayuda a aclarar estos criterios, proporciona retroalimentación objetivo sobre la situación real del sujeto y lo impulsa con su apoyo personal.
  2. Esperar lo mejor de la persona:Las convicciones sobre las capacidades del otro influyen decisivamente en sus logros efectivos, ya que configuran el marco de percepción desde el que construyen su realidad.
  3. Predicar con el ejemplo:El factor más importante para la eficacia del coachinges la relación personal: el líder encarna cualidades que el destinatario del coaching admira, y lo hace con credibilidad. Pero, concretamente, ¿en qué radica la credibilidad?

Puede resumirse en una frase que es un auténtico mandamiento del liderazgo: “Hacer lo que se dice que se va a hacer”. El líder es quien da la pauta. La calidad de su relación con sus colaboradores es la clave de todo el trabajo.

El líder de hoy es un coach, aunque el coach no siempre es un líder. Podríamos considerar entonces que entre las principales características del liderazgo se encuentra la de ser un líder y coach al mismo tiempo.

 





Nureya Abarca
Artículos más recientes del autor