Coaching: ¿Para qué sirve y cómo aplicarlo?

El coaching organizacional se puede emplear en cualquier tipo de organismo, a nivel individual o gripal, en grandes, medianas y pequeñas corporaciones.

El coaching está siendo aplicado cada vez más en empresas y organizaciones de todo tipo. La intervención de un coach profesional, en grupos de trabajo o de manera individual con los directivos, está transformándose rápidamente en una ventaja competitiva de la organización.

Hay distintas razones por las cuales el coaching es importante para las empresas, entre ellas:

• Facilita que las personas se adapten a los cambios de manera eficiente y eficaz.
• Moviliza los valores centrales y los compromisos de las personas.
• Estimula a las personas hacia la producción de resultados.
• Renueva las relaciones y hace eficaz la comunicación al interior del sistema organizacional.
• Predispone a las personas a la colaboración, el trabajo en equipo y la creación de consenso.
• Destapa la potencialidad de las personas, permitiéndoles alcanzar objetivos que, de otra manera, son considerados inalcanzables.

El coaching organizacional se puede emplear en cualquier tipo de organismo, desde su aplicación a nivel individual y de equipo en grandes corporaciones, hasta coaching para dueños y gerentes en pequeñas y medianas empresas.

Cada vez más, se contratan los servicios profesionales de coaches para ayudar a los dueños y gerentes de empresas y organizaciones a desarrollar, promover y hacer crecer su negocio y a las personas que lo componen.

Los trabajadores se encuentran tan consumidos por el día a día, que no tienen tiempo para ver el cuadro completo, desarrollar al resto y crear valor para los clientes y —más importante aún— integrar su vida personal y laboral.

Por otro lado, gran parte de los dueños de empresa no tiene un entrenamiento formal en gestión y carecen de las habilidades de comunicación necesarias para tratar con los empleados.

En este sentido, es importante desarrollar dichas habilidades, por lo que los coaches organizacionales trabajan en algunas de estas áreas, como las vinculadas a las habilidades interpersonales y de comunicación; manejo del tiempo; integración vida personal y trabajo; desarrollo de personas y resolución de conflictos; planificación y estrategia; aumento de la productividad, de la participación de mercado y el desarrollo del servicio a clientes.

Útil para apoyar la toma de decisiones

Es importante hacer coaching (Payeras, 2004) a ejecutivos porque estos se sienten, con frecuencia, obligados a dar una imagen de cierta autonomía, distancia, e incluso de capacitación mayor que sus colegas.

Asimismo, es muy frecuente que un gerente se sienta solo, inseguro y tenga dudas personales frente a la toma de decisiones, por lo que necesita la retroalimentación de otra persona. Muchas veces es mejor que esta persona sea externa, para no estar comprometida con los problemas de la organización.

El coaching es lo que permite al directivo aprender “transformándose” en el trabajo y llegar a ser un líder auténtico. Es un proceso de desarrollo dirigido a la adquisición y mejora de habilidades instrumentales y de gestión por parte del directivo o gerente, el cual tiene como objetivo transformarlo en un líder.

Los resultados de un proceso de coaching inciden positivamente no solo en la persona guiada, sino también en su equipo y en la organización en su conjunto.

Lee aquí sobre el curso “Coaching” de Clase Ejecutiva UC.





Nureya Abarca
Artículos más recientes del autor