Alineamiento estratégico: Proceso complejo, pero muy necesario

alineamiento estratégico, alineamiento organizacional, matriz de contribución crítica

El alineamiento estratégico requiere más que simplemente reuniones y capacitación, se necesita de un verdadero proceso de vinculación del trabajo de cada uno hacia la estrategia. Utiliza una matriz de contribución crítica.

El proceso de alineamiento debe ir más allá de un simple mecanismo de comunicación de la estrategia a toda la organización.

En particular debe abordar el traslado y particularización explícita de los conceptos estratégicos vagos en: objetivos específicos, indicadores, metas claras y asignación de responsabilidades, para cada persona.

Implica, además, el involucramiento, en la elaboración de esos objetivos, de quienes los ejecutarán, a través de: comunicación en doble vía, negociación, trabajo en equipo, coordinación operativa y acuerdos.

En efecto, el alineamiento requiere más que simplemente reuniones, talleres, capacitación, e-mails. Ciertamente, se necesita de un verdadero proceso de vinculación del trabajo de cada uno hacia la estrategia.

Alineamiento estratégico: matriz de contribuciones crítica

Por lo tanto, el proceso de eslabonamientos de objetivos, metas e iniciativas se efectúa a partir del desarrollo de la matriz de contribuciones crítica. En esta, se definen las áreas de la empresa del nivel “n-1” que deben contribuir con los objetivos del nivel “n”.

Definida la matriz, los responsables de un nivel inferior, en conjunto con el nivel superior, deben definir cómo van a apoyar el logro de dichos objetivos y metas. (Ve un ejemplo de matriz de contribución crítica en la figura).

matriz de contribución crítica, alineamiento estratégico

La clave del despliegue es que los colaboradores estén correctamente vinculados con la estrategia. Es decir, que cada persona comprenda claramente cómo su trabajo diario apoya directamente el logro de las metas estratégicas de la organización y que, además, sepa cómo sus acciones están claramente eslabonadas con la dirección buscada por la organización.

El non plus ultra del éxito del despliegue de la estrategia se produce cuando el trabajo, desempeño, acciones, comportamientos y competencias de los empleados están claramente interrelacionados con el logro de la visión y los objetivos estratégicos del negocio.

Se trata de un proceso continuo

Es importante mencionar que el alineamiento es un proceso continuo que requiere de constantes chequeos y realineamientos. Esto es lo mismo que manejar un auto. No basta con tener todos los indicadores en orden ni con ir en tierra derecha.

Para mantener en línea el auto uno debe ir corrigiendo constantemente el manubrio de modo de ir haciendo frente a los cambios que se vayan produciendo en el camino.

Por ello, una parte del éxito proviene de la perseverancia de las organizaciones por alcanzar el alineamiento total.

En resumen, ¿qué es el alineamiento estratégico?

Es el proceso que garantiza que todos los niveles de la organización se involucren hacia el logro de los objetivos de la compañía.

El alineamiento enfoca y vincula el trabajo, objetivos y metas de los empleados de todos los niveles; lo cual permite un adecuado compromiso personal hacia el logro de las metas de la organización.

 

Actualízate con el curso sobre control de gestión (online) de Clase Ejecutiva UC. 





¿Te gustó? Compártelo en tus redes

Artículos más recientes del autor