¿Qué es la Industria 4.0?

cuarta revolucion industrial, industria 4.0, nuevas tecnologias,

La Industria 4.0 es la nueva realidad que estamos viviendo. Es la expresión concreta de la cuarta revolución industrial en las organizaciones.

En esta nueva realidad hiperconectada que vivimos, cada vez nos acostumbramos más a escuchar términos como: revolución digital, computación en la nube, realidad aumentada, ciberseguridad, big data; entre muchos términos nuevos que muestran el avance de la digitalización y el uso de datos en las organizaciones.

Estos se asocian a la llamada cuarta revolución industrial, la cual promete cambiar la forma en que realizamos nuestras actividades. Sin embargo, todavía existen muchas interrogantes que surgen en las personas y las organizaciones frente a estas nuevas tecnologías, como: ¿Qué es la cuarta revolución industrial? ¿Cuáles son los beneficios que puedo esperar de su implementación? ¿Cómo puedo integrar esta revolución al interior de mi organización?

La capacidad de responder estas preguntas por parte de los líderes de las organizaciones será crucial para mantenerse competitivos y poder abordar los desafíos que la sociedad y la economía post covid-19 nos presenta.

¿Qué es la cuarta revolución industrial?

La cuarta revolución industrial se refiere a un grupo de tecnologías que cambiarán la forma en que hacemos las cosas: sensores (IoT), simulación, ciberseguridad, integración de sistemas, computación en la nube, manufactura aditiva y 3D, big data y analítica, realidad aumentada y robots autónomos.

Industria 4.0, cuarta revolución industrial, diplomados UC online
Fuente: Clase Ejecutiva UC / El Mercurio

Esta revolución responde al advenimiento de un tsunami de datos e hiperconectividad, asociado a una capacidad de procesar estos datos por algoritmos de inteligencia artificial, los cuales comienzan a tomar acciones sin la intervención de un operador humano.

Las aplicaciones de estas tecnologías no tienen límites. Y es normal que surja el temor de que estas tecnologías reemplacen a las personas en los trabajos. Sin embargo, solo deberían reemplazar a aquellas actividades repetitivas que no requieren de la supervisión de un ser humano.

¿Qué beneficios tiene la cuarta revolución industrial?

Lo más importante es tener en cuenta que estas tecnologías nos abren un mundo de nuevas oportunidades, con la disponibilidad de acceder un gran volumen de datos, mecanismos de interacción y capacidad computacional, se abre un mar de oportunidades al desarrollo de nuevos puestos y oportunidades de trabajo.

La ciencia de datos y la capacidad de hacer sentido a este volumen de información se ha transformado en una gran oportunidad para nuevos puestos de trabajo. Se requiere de personas con un amplio conocimiento del negocio, que puedan manejar una gran cantidad de información, y con la capacidad de analizar e interpretar los resultados para apoyar la toma de decisiones en el negocio.

Industria 4.0 : Integrando la revolución en la organización

Dado los costos e incertidumbres que puede generar la integración de estas tecnologías, es necesario hacer un buen caso de negocio que permita disminuir los errores y obtener el mayor beneficio en su implementación.

Paso 1: ¿Cuál es nuestra ventaja competitiva?

El primer paso es el de determinar la fuente de la ventaja competitiva en la organización. ¿Qué es lo que hace bien mi organización o en qué agrega valor?

La implementación de las tecnologías debe ir directamente a potenciar la ventaja competitiva de la organización y por ende a generar más valor.

Paso 2: ¿Cuáles tecnologías pueden agregar valor a los procesos de la organización?

Una vez que tenemos claridad de la fuente de la ventaja competitiva, nos debemos preguntar: ¿Cuáles tecnologías pueden ayudarme a potenciar o entregar más valor en los procesos de mi organización?

La respuesta a esta pregunta nos permite determinar las tecnologías y procesos candidatos a ser intervenidos con las tecnologías, generando una prioridad de acuerdo al valor que entregan.

Paso 3: ¿Estas tecnologías realmente cambiarán procesos y decisiones?

Sin embargo, no es suficiente tener claras las tecnologías y los procesos a ser intervenidos por la tecnología. Se requiere saber si estas efectivamente cambiarán la forma en la cual se realizan.

Por ello debemos responder: ¿El implementar estas tecnologías va a cambiar los procesos o las decisiones que tomamos actualmente? Si el cambio en los procesos y las decisiones no es significativo, entonces vamos a tener solo más datos y no información en la organización, algo que ocurre comúnmente.

Paso 4: ¿Tenemos las capacidades?

Finalmente, debemos determinar si disponemos de las capacidades y habilidades al interior de la organización.

¿Disponemos de las capacidades técnicas y humanas para implementar estas tecnologías y obtener su beneficio? Este punto es muy relevante, ya que un estudio realizado a ejecutivos de grandes empresas indicó que el 80% de ellos indicaba que al menos la mitad de sus colaboradores requeriría de un entrenamiento en el uso y manejo de estas nuevas tecnologías.

Es por ello que las organizaciones deben competir por talento, ya que actualmente estas capacidades y habilidades son muy demandadas en el mercado.

Si es capaz de responder estas cuatro preguntas, entonces tiene un buen caso de negocio para implementar las tecnologías y bienvenido a la Industria 4.0. ¹

Tecnologías de Industria 4.0 en plantas de faenamiento

Veamos un ejemplo de uso de tecnologías en la Industria 4.0. Es común observar a los trabajadores de las plantas de faenamiento que realizan tareas de cortes difíciles y repetitivas. Y que tienen una alta prevalencia de trastornos músculo-esqueléticos².

Esto es una gran preocupación para la industria debido a la posibilidad de discapacidad y ausentismo laboral. Realizar una evaluación precisa y rápida de los riegos de lesiones en los colaboradores sigue siendo un desafío en entornos industriales.

La mayoría de las metodologías de evaluación se basan en encuestas observacionales que son costosas y laboriosas. Es por ello que el uso de sensores de bajo costo ha crecido como método para evaluar la prevalencia de lesiones músculo-esqueléticas.

Sensores en las muñecas de los trabajadores

De esta manera, y junto a una de las empresas más importantes de alimentación en Chile, se implementó el uso de acelerómetros o unidades de medida inercial como una posibilidad de medir y evaluar la actividad humana en tiempo real en líneas de faenamiento de animales.

Para ello, estos aparatos se ubicaron en las muñecas de los trabajadores de una planta de faenamiento. Con el fin de capturar información sobre sus movimientos.

Con la información recopilada y utilizando algoritmos de aprendizaje de máquinas, se determinó, con una muy buena exactitud, los factores de riesgo y los movimientos inadecuados que conllevarían a lesiones músculo-esqueléticas de las muñecas y manos de los colaboradores.

Esto permite determinar si un colaborador debe ser entrenado en técnicas adecuadas de corte de forma de evitar futuras lesiones.

Así, las nuevas tecnologías se incorporan exitosamente a una organización.

 

1. Para interiorizarse sobre la investigación relativa a Industria 4.0, puedes visitar www.amaccawley.com.

2. Trabajo realizado junto a Adolfo Villalobos, alumno de magíster de la Escuela de Ingeniería UC.

 

Este artículo se basa en otro publicado en la página de Clase Ejecutiva UC en el diario El Mercurio de Santiago, en marzo de 2021. Puedes descarar el PDF de la página aquí, luego de completar unos datos.

 

Actualízate con el Diplomado en Distribución y logística de última milla (online) de Clase Ejecutiva UC. 

 





Artículos más recientes del autor