¿Están bajas las tasas de interés real? ¿Por qué?

La tasa de interés real de EE.UU. se encuentra a un nivel similar al mínimo de los últimos 50 años. ¿La inversión es muy baja, el ahorro muy abundante o una mezcla de ambos?

Para poder responder a la primera interrogante ¿están bajas las tasa de interés real?, debiésemos mirar esta tasa desde una perspectiva histórica. La figura a continuación muestra la tasa de interés real para los Estados Unidos desde 1961. Se trata de la tasa de préstamos, no de la de libre de riesgo que es más baja aún. En el gráfico se observa que la tasa de interés real en los ‘60 y hasta mediados de los ’70 era de aproximadamente 2% promedio.

Tasa de interés real en Estados Unidos

Tasa de interés real en Estados Unidos
Fuente: Banco Mundial

Posteriormente, en la era Volcker, las tasas de mercado crediticio aumentaron rápidamente siguiendo la conducta de la Reserva Federal de los Estados Unidos, la cual estaba empeñada en combatir la inflación. Volcker presidió la Federal Reserve desde 1979 hasta 1987. En el gráfico, ese período coincide con un episodio de una tasa de interés real elevada, la cual arrastró las tasas en el resto del mundo.

Luego las tasas siguen en aumento, alcanzando niveles de en torno al 7%. Posteriormente, viene una era en que la tasa de interés real se reduce. Esto ocurre fuertemente a partir de principios del siglo XXI, llevando la tasa a niveles similares a los ’70, en que eran relativamente bajas. La tasa de interés ha vuelto a niveles de 2%, similar a la que prevalece en los ’70.

En resumen, la tasa de interés real de los Estados Unidos se encuentra a un nivel similar al mínimo de los últimos 50 años. Este patrón se repite en los países desarrollados.

¿Por qué tan bajas?

En una economía cerrada la tasa de interés real se determina por la interacción entre la inversión (las empresas que buscan financiamiento) y el ahorro total (que corresponde al ahorro privado más el ahorro de gobierno). La tasa de interés de equilibrio es aquella que nos asegura que lo que desean invertir las empresas es igual a lo que desean ahorrar las familias y el gobierno.

La tasa de interés real mundial puede ser vista como la tasa de interés de equilibrio de una economía cerrada, con lo cual deberíamos preguntarnos si la inversión es muy baja, el ahorro muy abundante o una mezcla de ambas condiciones.

La inversión no es baja

Hay dos elementos que son importantes destacar. El precio de los bienes de capital, tales como maquinarias y equipo, ha disminuido en los último 60 años, lo cual incentiva una mayor inversión, pero a menor precio. Adicionalmente, en la era digital existe un componente muy importante de la inversión que es intangible y que lleva a una menor demanda por fondos de financiamiento. En ningún caso la inversión se ha reducido, sino que ha cambiado su composición generando, probablemente, una menor presión sobre la tasa de interés.

El ahorro parece ser abundante

Por el lado del ahorro mundial se observa que las economías de alto crecimiento, como las del sudeste asiático, son también las con mayores tasas de ahorro, lo que ha llevado finalmente a un mayor ahorro a nivel mundial.

Por otra parte, los países que producen y exportan petróleo han constituido importantes fondos soberanos que requieren ser invertidos en instrumentos financieros. Esto también contribuye a que el precio de esos activos financieros sea mayor y por ende la tasa de interés real sea menor.

El rol del riesgo

Los retornos esperados de los activos riesgosos no han cambiado sustancialmente en los últimos años. Pero la tasa de interés real ha disminuido, llevando a un aumento en el premio por riesgo. Por otra parte, en la última crisis financiera llamada subprime, se destruyeron una serie de activos de muy bajo riesgo, como eran los bonos garantizados por créditos hipotecarios en los Estados Unidos o la deuda soberana de países europeos que tenían una muy buena clasificación de riesgo y que la perdieron durante la crisis.

El mayor ahorro busca tener un portafolio balanceado entre activos riesgosos y menos riesgosos. Al disminuir la oferta de estos últimos, su precio ha aumentado y la tasa libre de riesgo ha ido disminuyendo. Por otra parte, hay razones para pensar que la mayor incertidumbre causada por la evolución de la economía mundial (Brexit, la estabilidad de los países periféricos de Europa, la guerra comercial establecida por los Estados Unidos, etc.), hace que las personas ahorren más por motivos precautorio, refugiándose en activos menos riesgosos y reduciendo así la tasa de interés real.

Lee aquí  sobre el curso online “Macroeconomía” de Clase Ejecutiva UC.





Artículos más recientes del autor