El temido efecto látigo

efecto latigo ok

Las variaciones de la demanda del producto final se amplifican a medida que te alejas del cliente final.

Las variaciones que experimenta la demanda del producto final se amplifican a medida que más lejos se esté del cliente final. Este fenómeno se conoce como efecto látigo.

Este fenómeno, que siempre ha existido, se ha hecho más notorio con la gestión de la cadena de suministro en que participan proveedores, la empresa y los clientes. (ver figura).

¿Por qué se produce?

El efecto látigo se produce por la dinámica que se genera entre los actores de la cadena. Así, por ejemplo, normalmente el fabricante percibe las variaciones de la demanda solamente cuando el distribuidor coloca sus órdenes.

Este último, a su vez, coloca estas órdenes cuando el nivel de inventario de ese producto baja de cierto nivel luego de recibir las órdenes del minorista, que es quien realmente conoce la demanda del consumidor.

La existencia de inventarios en distintos puntos de la cadena y las demoras en reaccionar a los cambios en la información llevan a que se puedan generar bruscas reacciones que a veces son excesivas.

 





¿Te gustó? Compártelo en tus redes

Artículos más recientes del autor