¿Cómo se comporta la innovación tecnológica?

Inteligencia artificial en Latam IV: Expectativas de cambios en la adopcion

El crecimiento exponencial que vemos en la evolución de largo plazo de algunos productos enmascara muchas tecnologías diferentes que se van sucediendo unas a otras. Así se mueve la innovación tecnológica.

En la raíz de los cambios en los negocios está el avance tecnológico, se trate de alta o de baja tecnología. ¿Cuál es el primer desafío para las empresas? La respuesta es simple: convertir una nueva tecnología en un negocio viable.

La realidad muestra que hacer esto es altamente difícil, sobre todo si una organización quiere subirse a las distintas olas tecnológicas subsecuentes que se presentan en su industria.

Para ilustrar esta dificultad, tomaremos el caso de la ley de Moore y su aseveración (en la versión original). Según esta, cada dos años se duplicaría el número de transistores en un microprocesador. Esta ley implicaba que la velocidad de procesamiento de los microprocesadores tendría una trayectoria exponencial. La sociedad como un todo se encontraría sobre una curva de rendimiento exponencial, no una plana, ni siquiera una lineal.

Para los efectos de los negocios que utilizan microprocesadores, esta ley hablaba de un aceleramiento de la innovación y un vértigo competitivo considerables. Sin embargo, esta realidad tecnológica puede esconder el verdadero desafío: que la trayectoria exponencial es, en realidad, la resultante de un conjunto de trayectorias en forma de S. Esto es, el crecimiento exponencial que vemos en la evolución de largo plazo de algunos productos enmascara muchas tecnologías diferentes que se van sucediendo unas a otras (ver figura).

Curva S de tecnología y curva exponencial

Innovacion tecnologica

Veamos el desarrollo de las máquinas para calcular. Desde principios del siglo XX hasta 1920, la mayor parte de los cálculos aritméticos se hacían usando el sistema mecánico. Luego apareció el relay; en los años 40, los tubos de vacío; en los 50, los transistores, luego los circuitos semiintegrados, y así sucesivamente. Basados en estas tecnologías se fueron desarrollando los computadores y con ellos, mucho del cambio que observamos en el mundo actual.

Paradoja: líderes superadas

Cuando repasamos las empresas líderes para cada una de las tecnologías detrás de los computadores, nos encontramos con una pequeña paradoja. ¡Muy difícilmente quienes lideraron el mercado con una tecnología lo hicieron con la tecnología siguiente!

A veces tendemos a olvidar que las empresas no operan sobre la curva exponencial envolvente, sino sobre la S de difusión concreta. Esto es, arman sus modelos de negocios basados en una S en particular. Pasar de una S a la siguiente es un cambio de paradigma tecnológico, lo que, normalmente, es un cambio de competencias distintivas y de la lógica del modelo de negocio.

Si nos vamos a la industria del automóvil, aún hoy las empresas líderes, como Toyota, General Motors o Hyundai, basan la mayor parte de sus ventas en los motores a combustión interna. Sin embargo, el motor eléctrico y la tecnología de baterías amenazan con romper este paradigma. No está claro hasta dónde los líderes actuales sostendrán su posición con la tecnología eléctrica, donde hoy no tienen, necesariamente, ventajas competitivas. De hecho, Tesla, cuyas ventas son insignificantes comparadas con las de General Motors, tiene un nivel de capitalización de mercado comparable a esta última.

Entonces, ¿por qué el mercado valora tan alto a Tesla, sabiendo que esta empresa tiene aún altas probabilidades de fracasar? Entre otros, porque considera que las ventajas competitivas que ha desarrollado con la nueva tecnología son tan fuertes como las de General Motors. Y, a su vez, que las antiguas ventajas competitivas de General Motors serán insuficientes para resistir el ataque de Tesla a su mercado.

El crecimiento exponencial de empresas como Facebook o Google es muy probable que esté dominado por el desarrollo acelerado dentro de uno o varios paradigmas tecnológicos. Llegará el momento en que, aun estas empresas que hoy se ven como exponenciales, enfrentarán la tensión de transformación hacia el futuro.

Las compañías no operan sobre las curvas de crecimiento exponencial directamente, sino que lo hacen sobre el desarrollo en S de curvas particulares. Por lo tanto, veremos en el futuro los mismos desafíos del pasado y el presente que acabamos de relatar. Esto es, la aparición de una nueva tecnología resolverá mejor los problemas de las personas, pero creará un problema adaptativo y competitivo a las empresas que basaron el éxito sobre la tecnología anterior. Estas enfrentarán un desafío de renovación importante.

Lee aquí  sobre el curso online “Gestión Estratégica del Riesgo” de Clase Ejecutiva UC.





Artículos más recientes del autor