Mecanismos de solución temprana de controversias: ¿cómo evitan la “guerra” entre las partes y ahorran dinero?


Los Dispute Boards son uno de los mecanismos de solución de controversias más eficaces.

En los contratos de construcción es importante definir con atención el mecanismo de solución de controversias entre las partes —propietario (mandante) y contratista—, puesto que estos toman un largo tiempo en su desarrollo, y las actividades que comprende su alcance son complejas y de alto riesgo.

Existen alternativas de solución de controversias que pueden ser de carácter “voluntaria y no vinculante” y de carácter “obligatoria y vinculante”, y que van desde la regulación de reclamos administrativos, pasando por la mediación hasta llegar al arbitraje, o lisa y llanamente a la justicia ordinaria.

Durante la licitación, en el análisis que hará el proponente de los documentos contractuales para preparar su propuesta, deberá identificar tempranamente la cláusula de solución de controversias que propone el propietario.

Si esta última es la justicia ordinaria, tendrá el inconveniente del largo tiempo que toma llegar a una definición.

Si la instancia obligatoria es de carácter arbitral, se recomienda que sea con árbitros arbitradores o mixtos, dependiendo de las características del propietario y/o del contrato.

Otra solución vinculante es la mediación que tiene como positivo que garantiza una solución que fluye de las partes.

El reclamo es una instancia de carácter contractual, no vinculante, que contempla una presentación del contratista al propietario, por la cual solicita un incremento de costos y/o una ampliación de plazo, de acuerdo a un procedimiento que normalmente está regulado en el contrato.

Los DB

Otro método de solución de controversias es mediante el uso de Paneles Técnicos o Dispute Boards (DB) que se establecen al comienzo del contrato para ayudar a las partes a resolver sus diferencias a medida que surjan durante la ejecución del contrato.

Los DB no son tribunales arbitrales y sus determinaciones no son laudos ejecutables. Ellos constituyen una cláusula escalonada de solución de controversias.

El número de profesionales del panel técnico puede ser uno o tres, dependiendo del tamaño del contrato y el nombramiento de los mismos se hace con independencia e imparcialidad.

Su deber es mantenerse plenamente informados de la marcha del contrato, sin participar directamente de la gestión.

Las principales instituciones a nivel mundial que ofrecen este sistema como solución prearbitral son la Asociación Americana de Arbitrajes, la Federación Internacional de Ingenieros Consultores, la Cámara Internacional de Comercio y el Banco Mundial.

En el 97% de los proyectos en que se han usado los DB, han terminado sin arbitraje ni menos tribunales. Su uso ha sido y continúa siendo muy importante en los países del hemisferio norte.

Resumiendo, se recomienda definir en los contratos mecanismos de solución temprana de controversias que actúen desde la partida. De esta forma, las partes se enfocan en la prevención del conflicto y no en su atención, que consiste en la preparación de reclamos y estrategias especiales para la “guerra”, que solo producen gastos y desconfianza.