Lean Management: ¿Sabías que puede mejorar la eficiencia en el sector público?


Expertos internacionales se reúnen en Santiago para analizar los alcances de Lean Managment, convocados por el MOP y la UC.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de Lean? ¿Qué tiene que ver con los procesos? ¿Y con el sector público?

Lean, un innovador camino que inició en los años 80 Toyota, como método de producción, utiliza menos de todo en comparación con la tradicional producción en masa. Esencialmente, los sistemas Lean proveen lo que se necesita, en la cantidad que se necesita y cuando se necesita.

O, dicho de otra forma, transformarse en Lean consiste en un proceso de eliminar desperdicios con la meta de crear valor.
Pero… ¿Cómo se consigue esto?

Cuatro pilares básicos

Jeffrey Liker y David Meier en su libro “The Toyota Way” que condensa todo el conocimiento adquirido en más de 10 años de trabajo y análisis de Toyota, resumen los cuatro pilares básicos que definen una organización de alto nivel Lean, en las cuatro “P”, por la traducción inglesa de Filosofía (Philosophy), Procesos (Process), Equipo de trabajo (People/Partners) y Solución de problemas (Problem Solving).

Una organización Lean, en su filosofía, prioriza las soluciones a largo plazo, aunque estas sean algo más costosas que las soluciones a corto plazo. Cree que un proceso correcto genera unos resultados correctos. Considera que el valor se añade a una organización a través del desarrollo de sus trabajadores y colaboradores. Y cree firmemente que mantener una actitud de solución continua de problemas desde su raíz, hace que la organización crezca en conocimiento.

Esto significa que, en todo proceso, en primer lugar, se debe tener claro cuál es el valor que se aporta al cliente como resultado del proceso.

En segundo lugar, se debe tener claridad de los pasos que componen el proceso y que van agregando valor al producto que se va generando a través de él.

En tercer lugar, hay que preocuparse de que el flujo de valor fluya a través del proceso.

En cuarto lugar, el flujo se debe moverse bajo una dinámica pull, es decir, que las actividades deben hacerse cuando son requeridas por el cliente.

Y por último, todos los actores del sistema deben estar mentalizados de la necesidad de una mejora continua.

Cuando cualquiera de nosotros compramos un computador, utilizamos una nueva carretera o un nuevo hospital, lo que necesitamos, como clientes, es que este producto esté a nuestra disposición en el momento que lo necesitamos, que tenga un costo adecuado y que la calidad sea la mejor posible.

En el caso de las obras públicas, cuantas veces ocurre, que plazos se retrasan o que los costos se elevan por encima de lo previsto. Como usuarios finales, pensamos: ¡Esto no debería ocurrir!

Y efectivamente, es necesario revisar los procesos que se dan para llegar a estos resultados y cambiar para que esto no ocurra. Utilizar el prisma de los principios Lean para ello, puede ser una buena idea.

Congreso LIPS en Santiago

Precisamente, el 5, 6 y 7 de diciembre próximos, invitados internacionales y nacionales darán testimonios de su experiencia en la aplicación de Lean Management en el sector público en el marco del congreso de “Lean in Public Sector 2017”, LIPS 2017.

El encuentro se celebra en Santiago en esta oportunidad, organizado por la UC y el Ministerio de Obras. Ver más información aquí.

Otras experiencias

Países como Estados Unidos, Australia, Finlandia, Noruega y Reino Unido, ya tienen gran experiencia en la ejecución de proyectos bajo la modalidad Lean.

En Sudamérica, los principios Lean están comenzando a permear en distintas organizaciones. Por ejemplo, en el caso de Brasil, se han desarrollado proyectos como el estadio “Arena da Copa 2014” en donde se redujo el plazo en un 23%, y la productividad aumentó en un 35%. Y en el proyecto de transporte de autobús rápido, se redujo el plazo en un 33% en tramos densos, y aumentó la productividad en más del 100% en frente críticos.