Éxito de un proyecto de inversión: ¡Elige bien al equipo y al líder!


Es necesario elegir tempranamente a quienes estarán a cargo de ejecutar un proyecto de inversión.

En el desarrollo de un proyecto de inversión intervienen distintos grupos de profesionales y personas, las que emplean sus conocimientos y experiencia, de manera colaborativa, para materializar una idea.

En consecuencia, es lógico intuir que su desempeño afectará en alguna medida el resultado del proyecto. Intuición que es corroborada por las estadísticas, las que revelan que el éxito o el fracaso de un proyecto depende en gran medida del denominado “equipo del proyecto”, y en particular de su conductor o jefe de proyecto.

Las dificultades que, para alcanzar el éxito, debe salvar cualquier proyecto de inversión, ya sea grande o modesto, son numerosas y complejas.

Para dimensionar esto baste señalar que un proyecto deberá cumplir satisfactoriamente, al menos, cada uno de los siguientes requisitos: el plazo, el presupuesto, la calidad comprometida, estrictos estándares de seguridad durante la construcción y la operación, normativas y exigencias medioambientales y los compromisos con la comunidad.

Dado este escenario, el rol que juega el equipo del proyecto es extraordinariamente exigente y su diseño y composición requiere la mayor atención de parte del dueño.

Recomendaciones para formar equipos

A continuación algunas recomendaciones que la experiencia indica deben considerarse en la formación de equipos.

  • El núcleo del equipo del proyecto debe quedar integrado y trabajando muy temprano durante el desarrollo de un proyecto. En lo posible el equipo ya debe estar operativo en la fase de prefactibilidad. Así como también la elección de jefe de proyecto (director o gerente) debe ser hecha en la misma oportunidad.
  • La composición del equipo es primordial para su buen desempeño. Para ello es necesario que todas las funciones estén debidamente cubiertas y las personas a cargo tengan las competencias y experiencia necesarias.

Su tamaño estará determinado por la complejidad y el número de subproyectos en que sea necesario subdividir al proyecto. Por esta razón, normalmente los equipos alcanzan su mayor tamaño durante las fases de construcción.

  • Con respecto al líder del proyecto y sus atributos, en ocasiones se le compara con un director de orquesta, por su complejo rol de motivador y coordinador, en lo grueso y en lo fino.

Para todo tipo de proyectos

En consecuencia su elección nunca es una tarea trivial, ya que el escogido debe reunir una mezcla poco común de atributos personales, conocimientos y experiencia, que le permitan asumir con propiedad y autoridad su rol directivo. Y trabajar con eficacia y fluidez, estableciendo relaciones de confianza, tanto hacia el interior como hacia el entorno externo del proyecto.

No prestar la oportuna atención y dedicación que requiere la conformación del equipo del proyecto será fuertemente negativa para su resultado.

Para terminar, cabe enfatizar que los conceptos aquí mencionados son de aplicabilidad universal en proyectos de inversión, sean estos privados o públicos, incluso del tipo PPP (public, private partnerships).