¿Cómo calcular el payback de un proyecto?

escrito por : Tomás Reyes

Como vimos en una publicación anterior (ver aquí), el VAN es la herramienta más segura para evaluar proyectos, pero existen otras alternativas, entre las que destaca el método payback.

El payback (o período de recuperación) es un método alternativo de evaluación que considera el tiempo que demora un proyecto en recuperar la inversión inicial, sin considerar el valor del dinero en el tiempo. Por ejemplo, considere los flujos de dinero de los proyectos A y B dispuestos en la siguiente tabla:

flujos-de-proyectos-1

Podemos ver que el proyecto A tiene payback de 2 años, puesto que recién al año 2 se recupera la inversión:

-$230+$100+$132=$2M>0

Similarmente, el proyecto B tiene payback de 3 años, puesto que recién al año 3 se recupera la inversión:

-$250+$110+$121+$133,1=$114,1M>0

El método payback consiste en aprobar proyectos que tienen un payback igual o menor a algún número definido por la empresa. Si en nuestro ejemplo, ese número es 2 años, el proyecto A debería llevarse a cabo y el B no:

vana

vanb

De este modo, el método payback nos recomienda invertir en un proyecto que nos genera pérdidas, y desecha uno que sí aportaría a la

rentabilidad de la empresa.

Por lo anterior, el payback no es la herramienta más certera de evaluación, pero es un método simple, rápido y útil para demostrar que un proyecto puede autofinanciarse en plazos breves, y en muchos casos reales sí es consistente con la recomendación del VAN.

El método payback también es útil para evaluar proyectos pequeños, como comprar una impresora, donde un análisis del VAN puede resultar muy costoso (en tiempo y recursos) en relación a la baja inversión.

Les dejo una pregunta para comentar: ¿En qué otro tipo de proyecto recomendaría utilizar el método payback?