Ricardo Nanjari: “El bienestar organizacional es un valor estratégico”

bienestar organizacional, felicidad organizacional, Ricardo Nanjari

Entre las ventajas de los programas de bienestar organizacional destaca la baja rotación, menor ausentismo y mayor productividad y motivación.

Ricardo Nanjari

¿Pueden ser felices las organizaciones? ¿En qué están las empresas hoy, especialmente en cuanto a recursos humanos? ¿Por qué el auge del enfoque de bienestar y cómo aplicarlo? Estas y otras preguntas responde el profesor Ricardo Nanjari, quien imparte el curso sobre bienestar y felicidad organizacional (online) de Clase Ejecutiva UC.

—En una empresa moderna, ¿cómo se concibe hoy el papel de recursos humanos?

“Recursos humanos ha transitado desde ser un área orientada a llevar procesos administrativos, como por ejemplo pagar remuneraciones, a cumplir múltiples roles tanto operativos como estratégicos, que le ha permitido aportar valor en ambientes cada vez más complejos”.

“En los últimos años se ha convertido en un aporte fundamental para la transformación de las empresas, en términos de apoyar la creación de culturas apropiadas, contar con trabajadores comprometidos, atraer y movilizar a las personas adecuadas, gestionar el cambio y lograr la colaboración de los equipos”.

“No obstante, se deberá seguir transformando para poder abordar aspectos cada vez más estratégicos, conectándose con el entorno para anticipar tendencias, instalando el bienestar organizacional como estrategia para agregar valor, teniendo un enfoque hacia los clientes y formando liderazgos en todos los niveles”.

— ¿Qué papel ocupan las personas como recurso dentro de la organización? Algunos autores aseguran que es el recurso más importante.

“Desde hace años se viene sosteniendo que las personas son el centro de las organizaciones. Sin embargo, es sabido que no siempre ello ocurre así. Muchas veces, la ausencia de una gestión de personas apropiada no permite que las organizaciones aprecien el valor que pueden agregar las personas comprometidas y motivadas, ni el valor de los equipos que trabajan en ambientes de colaboración”.

— A su juicio, las empresas chilenas, medianas y grandes, ¿han incorporado las nuevas tendencias en cuánto a recursos humanos? ¿qué les falta?

“Del total de las empresas grandes y medianas en el país, solo se conocen las buenas prácticas de algunas pocas, que son las que participan habitualmente en estudios y encuestas. Me imagino que, en gran parte del resto de las empresas, debe faltar mucho por hacer en cuanto a gestión de personas”.

“Para tener una gestión de este tipo, debe existir conciencia por parte de los ejecutivos acerca del valor que se puede agregar, como ejemplo, definiendo una cultura adecuada, incorporando los talentos necesarios o estableciendo prácticas de bienestar, de tal modo de contar con personas más comprometidas con el desempeño y motivadas para mejorarlo”.

— ¿En qué consiste el bienestar y la felicidad organizacional? ¿Cuáles son los beneficios de ocuparse de este tema?

“El bienestar organizacional se puede definir como una decisión sistemática de la organización para disponer de recursos, acciones y prácticas que permitan promover la salud mental, mejorar la calidad de vida y el bienestar general en una organización, de modo de generar una propuesta de valor hacia sus trabajadores”.

“Ello, con dos sentidos complementarios, primero, obtener una mayor productividad en un círculo virtuoso de satisfacción, motivación y compromiso de sus integrantes y, segundo, por el valor que tienen las personas en sí mismas”.

“En relación con la felicidad organizacional, muchas veces se usa este término como sinónimo de bienestar organizacional. Aunque hay quienes opinan que las organizaciones se pueden hacer cargo del bienestar de los trabajadores, pero no de su felicidad”.

“En cuanto a los beneficios, hay estudios que muestran que la implementación de programas de bienestar adecuados puede reducir los costos de rotación, reducir el ausentismo y las licencias por enfermedades o accidentes, y también, mejorar la productividad y la motivación. Del mismo modo, programas bien diseñados pueden incidir en mejorar el clima laboral, el compromiso y la resiliencia, entre otros”.

— ¿Cuáles son los principios para gestionar el bienestar y la felicidad organizacional?

“A mi juicio, los principios que orientan la acción del bienestar organizacional son los siguientes: Reconocer a las personas como un valor diferenciable para las organizaciones. Considerar el bienestar como un valor estratégico y además un fin en sí mismo. Tener condiciones y ambientes de trabajo sanos y seguros que favorezcan el desempeño y el desarrollo profesional”.

“A partir de ello, se pueden construir programas que impacten al negocio y que beneficien a todos los integrantes de una organización”.

— ¿Qué dice a quienes opinan que el bienestar y la felicidad organizacional es solo una declaración de buenas intenciones?

“El bienestar y la felicidad organizacional puede ser más que una declaración de buenas intenciones, si se asume responsablemente a partir de sus principios. Las empresas han tomado conciencia que tener condiciones adecuadas de trabajo y procesos bien diseñados, les permiten alcanzar desempeños superiores y seguir el camino de la excelencia que las distinga de las demás”.

“El tener una oferta de valor de bienestar para sus trabajadores atrae a quienes puedan hacer una mayor contribución, estar más comprometidos; y con ello lograr mejores equipos de trabajo y resultados que mejoren en forma continua”.

“En ambientes sanos, se puede contar con trabajadores que puedan alinear sus propósitos con los de la organización. Que tengan un sentido de pertenencia y puedan desarrollar sus talentos en beneficio propio y de la organización”.

“El informe de LinkedIn Global Talent Trends 2022 ha señalado que las empresas de todo el mundo están descubriendo que su bienestar está estrechamente relacionado con el de sus empleados, tanto en el plano mental, físico como económico”.

 

Actualízate con el curso sobre bienestar y felicidad organizacional (online) de Clase Ejecutiva UC.






¿Te gustó? Inscríbete a nuestro newsletter