¿Qué dice el balance general de una empresa? – Parte II, los activos

En el balance general, los tipos de activos que una empresa posea dependerán de la industria en la que esta se desarrolle y de la naturaleza de sus negocios.

En un artículo anterior, vimos que el lado izquierdo del balance general muestra los activos de la empresa. Estos representan los recursos con que cuenta una compañía. De ellos se espera obtener, en el futuro, beneficios económicos.

Activos

Los tipos de activos que una empresa posea dependerán de la industria en la que esta se desarrolle y de la naturaleza de sus negocios.

Sin embargo, de forma general podemos describir las principales cuentas de activos que puede tener una empresa (ver tabla) y separarlos en: (i) activos corrientes (4) como el efectivo, los activos que tienen vencimiento igual o inferior a doce meses o aquellos en que se tiene la intención de vender en menos de un año, y (ii) activos no corrientes (9) que corresponden a cualquier activo que podría ser transformado en efectivo en un período mayor o que no se tiene intención de vender en el corto plazo.

Activos
ACTIVOSCANTIDAD
ACTIVOS CORRIENTES
Efectivo y equivalentes (1)A
Cuentas por cobrar (2)B
Inventario (3)C
Total activos corrientes (4)A + B + C = D
ACTIVOS NO CORRIENTES
Otros activos financieros (5)E
Activos intangibles (6)F
Activos fijos (7)G
Depreciación acumulada (8)H
Total activos no corrientes (9)E + F + G – H= I
TOTAL DE ACTIVOS (10)D + I = J

Activos corrientes

El primer activo corriente es el efectivo y equivalentes (1). También denominado caja, se trata del activo más líquido de una empresa y representa el dinero, ya sea en billetes o equivalentes (cuentas corrientes bancarias, depósitos a plazo o fondos mutuos de muy corto plazo), con que cuenta la empresa.

Si la empresa ha invertido sus excesos de liquidez en activos financieros como bonos, estos aparecen normalmente en otra cuenta del Balance denominada otros activos financieros (5) y generalmente forman parte de los activos no corrientes.

El siguiente activo corriente son las cuentas por cobrar (2). Estas se originan cuando la empresa entrega un producto o servicio a un cliente. Y este, en lugar de pagar con efectivo, establece un compromiso de pago futuro.

El inventario (3) son todos los productos de la compañía que ya están listos para ser vendidos. Y también los materiales que se convertirán en productos para la venta (insumos).

Activos no corrientes

Dentro de los activos no corrientes encontramos los activos intangibles (6), activos no físicos como, por ejemplo: programas informáticos, patentes, derechos de autor, etc.

Los activos fijos (7) son los activos productivos que permiten generar flujos para la compañía y los cuales la compañía no tiene intención de vender. Los activos fijos se utilizan para fabricar un producto, guardarlo, transportarlo o cualquier otra actividad productiva. En esta categoría se incluyen, por ejemplo, las construcciones y maquinarias.

Estos, en general, se valorizan a costo histórico y su valor en la contabilidad va decreciendo con el tiempo al deducir la depreciación acumulada (8), esta es una contracuenta de activo que representa el desgaste contable estimado por el uso de un activo fijo.

Existen otras categorías que también pueden aparecer en el balance como inversiones de largo plazo, activos biológicos, etc. cuya importancia relativa dependerá de cada empresa o de la industria en la que esta desarrolle su negocio.

En el siguiente artículo hablaremos del lado derecho del balance: los pasivos y el patrimonio.

Por ahora, les dejamos una pregunta para comentar: Si pudiera decidir la estructura de los activos de una empresa, ¿qué privilegiaría, activos líquidos o activos fijos?

 





Artículos más recientes del autor