“La cultura se come a la estrategia en el desayuno”

cultura se come a la estrategia en el desayuno, cultura, estrategia

Si bien “la cultura se come a la estrategia en el desayuno”, no hay que supeditar la estrategia a la cultura y viceversa. Ambas son importantes y juegan un rol fundamental.

La frase del título, ampliamente utilizada en el mundo de la gestión de empresas, plantea que la cultura es tan absorbente y avasalladora que no deja que la estrategia avance.

¿Quién dijo la cultura se come a la estrategia en el desayuno? La frase ha sido atribuida a Peter Drucker, sin embargo, algunos argumentan que no es así. Eso es muy posible, ya que Peter Drucker solía ser bastante más formal y académico como para estar armando frases cliché.

Independiente de quien la haya dicho, es importante aclarar algunos aspectos.

¿Qué es la cultura organizacional?

En primer lugar, ¿qué es la cultura organizacional? Es la forma o estilo cómo se trabaja en una organización. Tiene que ver con los valores, ritos, creencias, políticas, comportamientos de las personas de una empresa. George Westerman del MIT la define como “lo que ocurre en una sala, cuando el jefe sale”.

¿Más importante que la estrategia?

En segundo lugar, si bien es indiscutible que la cultura es sumamente importante, pareciera que, al leer la frase del título, la cultura fuera más importante que la estrategia. Cuidado, ya que no es así.

Es cierto que una buena estrategia puede ser consumida por una mala cultura, como también una buena cultura puede reforzar una buena estrategia.

Sin embargo, no hay que supeditar la estrategia a la cultura y viceversa. Ambas son importantes y ambas juegan un rol fundamental. El tener una buena cultura no evita el necesitar una buena estrategia. Y una mala estrategia no se salva para nada al tener una buena cultura.

¿Buena o mala cultura organizacional?

Pero ¿qué es una buena o mala cultura? Lo bueno o malo tiene que ver con en qué medida la cultura está o no alineada con la estrategia.

En otras palabras, como la cultura tiene que ver con la parte humana, lo importante es asegurarse de que la forma como las personas actúen vaya en consonancia con los cambios que queremos lograr con la estrategia. Una buena cultura refuerza las directrices estratégicas, a través de sus comportamientos, valores, prácticas etc.

¿Y qué es una buena estrategia?

Lo anterior obliga por cierto a contar con una buena estrategia, esto, es, que sea diferenciadora, que agregue valor, que genere ventaja competitiva, que sea clara para toda la organización de modo que la puedan entender bien y actuar sobre ella.

Actualízate con el curso sobre estrategia (online) de Clase Ejecutiva UC. 





¿Te gustó? Compártelo en tus redes

Artículos más recientes del autor