La confianza, un bien social clave: ¿Avanzamos?

Escrito por : Cristián Saieh

Ya en el año 2015, estudios internacionales mostraban que Chile se ubicaba dentro del 30% de los países con menor confianza social en el mundo, siendo el quinto país más desconfiado de Latinoamérica.

La confianza es un bien social clave. Sin un mínimo de esta no sería posible salir a la calle, comprar alimentos, trasladarse en transporte público, etc.

Los hechos que han seguido al 18 octubre del año recién pasado, sin duda alguna han impactado fuertemente los niveles de confianza en Chile. El servicio del metro, la asistencia a eventos masivos, la apertura de centros comerciales e, incluso, el poder trabajar no constituyen certezas hoy. Por eso, la confianza sistémica en Chile (de que el orden moral y social continúan) se desplomó.

Conceptualmente, la confianza se puede definir como una apuesta al futuro que se basa en el pasado (Luhmann, 1996). Nuestro pasado cercano como sociedad ha estado marcado por distintos escándalos al interior de las instituciones más relevantes en la sociedad: el gobierno, el congreso, las empresas, las fuerzas armadas, la iglesia, e incluso el poder judicial. ¿Qué se puede apostar hacia el futuro entonces?

Chile: enfermo de desconfianza

Ya en el año 2015, estudios internacionales mostraban que Chile se ubicaba dentro del 30% de los países con menor confianza social en el mundo, siendo el quinto país más desconfiado de Latinoamérica y el más desconfiado de la OCDE, según los resultados del World Values Survey. Desde entonces, no existen más datos a nivel comparado, los que se espera estén disponibles a mediados del presente año en la misma encuesta recién indicada.

Desde entonces el panorama no es mucho mejor. Los últimos datos con los que se cuenta en materia de confianza en Chile son otorgados por la Encuesta Bicentenario del año 2019, que recolectó sus datos entre el 1 de julio y el 17 de septiembre del año 2019, es decir, casi exactamente un mes antes del estallido social.

Los resultados de la encuesta fueron categóricos. Más de un 80% de los entrevistados declaró confiar poco o nada en los partidos políticos y los parlamentarios. Por su parte, en ese entonces un 67% de los encuestados declaró confiar poco o nada en el Gobierno. En relación con las instituciones privadas, el 54% declaró confiar poco o nada en las empresas.

Estos datos también son consistentes con otra encuesta realizada por la Universidad del Desarrollo en el año 2019: las instituciones en general fueron evaluadas con una nota de 2,7 (en una escala de 1 a 7). En este estudio las empresas no lo hicieron mucho mejor: las AFP obtuvieron un 2,2. También se le preguntó a los encuestados si creían que existía una crisis de confianza al interior de las instituciones en Chile. El 81% dijo que sí.

Por el momento no existen datos que den cuenta de cómo ha afectado el estallido social en los índices de confianza; sin embargo, existen algunos indicios. Pero no se necesita ser demasiado perspicaz para entender que si la confianza institucional y personal se encontraban muy mal antes del 18 O, la situación hoy debe ser dramática.

Crear capital social

En este contexto tan complejo, se hace indispensable crear un capital social apto para superar las dificultades que se atraviesan como país. Ello requerirá abandonar la idea de que nuestras convicciones son superiores y mejores que las de los demás. ¿No habrá algo de verdad en el discurso del otro?

No se debe olvidar que, como gran parte de las cualidades sociales más valoradas, la confianza es difícil de ganar y fácil de perder. ¿Hacia dónde estamos avanzando?

Sin confianza se dificulta el diálogo; no hay incentivos para contribuir al bien común y la colaboración es reemplazada por la confrontación. Un acuerdo de todos los sectores, rechazando la violencia, venga de donde venga y ratificando que la democracia y la libertad son los valores básicos de nuestra institucionalidad, parece ser el camino que, lamentablemente, no todos parecen abrazar hoy.

Este artículo contó con la colaboración de Felipe Martínez, coordinador de investigación del Programa Negociación UC.

Lee aquí sobre el curso online “Negociación” de Clase Ejecutiva UC.





Artículos más recientes del autor