El liderazgo público crea valor público: Nueva Zelanda y el covid-19

liderazgo publico, liderazgo público

El liderazgo público de Jacinda Ardern, primera ministra de NZ, resulta crucial para entender los buenos resultados de ese país. Lee sobre cómo lo hizo y recomendaciones a los líderes.

Nueva Zelanda —junto con otros países— ha demostrado ser un ejemplo de liderazgo público en estos tiempos de pandemia. A través de este es posible crear valor público.

¿Qué es el valor público?

La creación de valor público refiere a la calidad de atención en las interacciones entre el Estado y sus ciudadanas/os (Moore, M., 1995). Según Kelly, G., Mulgan, G., y Muers, S. (2002), el valor público puede definirse como el valor que crea el Estado a través de regulaciones, servicios, leyes, normas y otras acciones.

El valor público se determina por las preferencias ciudadanas que se expresan en última instancia en las decisiones de las autoridades electas. Es por lo cual se dice que, en democracia, el valor es definido por la gente.

Uno de los temas interesantes sobre este concepto, es que provee un lente con el cual medir el desempeño de instituciones y políticas públicas, y con esto tomar decisiones respecto de la asignación de recursos y estrategias de implementación. Las preferencias públicas constituyen el corazón del valor público. En una democracia, solo el público puede determinar lo que es verdaderamente de valor para él.

Nueva Zelanda destaca por los buenos resultados que ha logrado, pese al contexto desafiante mundial. De todas maneras, es importante notar las características propias y de base del país, su geografía de isla que favorece el cierre efectivo de fronteras, además de ser una nación de altos ingresos.

Liderazgo público: Jacinda Ardern y las jefas de Estado

Si bien, Nueva Zelanda implementó una serie de medidas —rapidez en el testeo, el seguimiento de los casos y contactos, aislamiento, además de un estricto cumplimiento de las directrices de salud pública— que buscan reducir a cero la incidencia de la pandemia de covid-19; en este caso, nos enfocaremos en el liderazgo mostrado por la Primera Ministra del país Jacinda Ardern¹, el cual ha sido crucial para el resultado obtenido.

En este caso, un estudio de 194 países encontró que las tasas de infecciones y fatalidad de los primeros tres meses de la pandemia fueron menores en países con líderes políticos mujeres (Wittenberg-Cox, 2020)².

Recomendaciones sobre liderazgo público³

Específicamente, esta última autora, Avivah Wittenberg-Cox, inspirada en el liderazgo de dichas mujeres, recomienda lo siguiente a los líderes actuales en el manejo de la crisis:

1. Incluya a todos

Es decir, en las decisiones de política considere a todos las involucrados, no dejando a nadie fuera, por ejemplo, los niños, niñas y adolescentes, quienes comúnmente son excluidos.

2. Sea auténtico

Compartir la experiencia personal es un factor relevante para conectarlo con otras personas. Por ejemplo, la Primera Ministra de Nueva Zelanda, en los primeros días del covid-19, organizó una sesión informal de preguntas y respuestas en Facebook Live para “hablar con todos”.

Se dirigió al país, y se veía con una vestimenta utilizada normalmente en casa, y dijo: “Disculpe el atuendo informal”, y explicó: “Puede ser un asunto complicado acostar a los niños pequeños”. En este caso concreto, es posible que cada persona desde su casa se conecte y se sienta relacionado con sus líderes de manera más humana y cercana, viendo que enfrentan desafíos similares a ellos en casa.

3. Diga la verdad

Según la autora, “la verdad es enormemente importante, porque la verdad genera confianza”. Los líderes que dicen la verdad muestran lo que saben, lo que no saben y comparten el entusiasmo de que superarán esta crisis en conjunto.

4. Sea decidido

Es una capacidad difícil de aplicar durante una crisis, sobre todo durante la pandemia actual. Ser decidido implica considerar el conocimiento de muchas personas u organizaciones que permite tomar decisiones informadas y así definir directrices adecuadas para el futuro de los países. Esta manera de actuar ayuda a su vez a disminuir la confusión y división dentro del país.

5. Adopte la tecnología adecuada

Esta crisis ha demostrado que la tecnología puede ofrecer algunas soluciones, como por ejemplo de seguimiento y control de contagios, además de medios de información, difusión y sensibilización del tema.

6. Los líderes de todas partes y organizaciones pueden inspirarse en estas jefas de Estado

No es necesario liderar un país para aprender del ejemplo de estas mujeres. Durante la pandemia, se ha demostrado que todos podemos usar nuestras posiciones para lograr cambios, en organizaciones de todo tipo y tamaño, en comunidades, empresas, etcétera, todos pueden beneficiarse de incorporar la verdad, la decisión, la tecnología y el amor en sus pensamientos y acciones. Es muy importante darnos cuenta de que estamos todos juntos en esto y cambiar hacia una actitud que incluya estos atributos.

 

Referencias:
1 Siendo reelecta en el cargo a fines de 2020.

2 Para mayor información de la charla TED: Gender Balance: A Strategic Imperative for Business? de Avivah Wittenberg-Cox en TEDxHultLondon.

3 Basado en: 6 cosas que podemos aprender de cómo las mujeres líderes han manejado la pandemia.

Otras fuentes:

Lessons from New Zealand’s COVID-19 outbreak response.

Nueva Zelanda toma medidas rápidas y duras para abordar el COVID-19.

Kelly, G., Mulgan, G., y Muers, S. (2002) Creating Public Value: An analytical framework for public service reform. Strategy Unit. Cabinet Office. www.strategy.gov.uk.

Moore, M. (1995). Creating Public Value: Strategic Management in Government. Harvard University Press.

 

Actualízate con el curso sobre gestión pública de Clase Ejecutiva UC.





Artículos más recientes del autor