“El coaching es el método de liderazgo del siglo XXI”

Coaching-liderazgo-trabajo-en-equipo-liderazgo-eficiente

Liderazgo y coaching están definitivamente entrelazados. “El líder de hoy es fundamentalmente un coach”, señala Nureya Abarca.

¿Qué es y para que sirve el coaching? ¿Y cómo se relaciona con el liderazgo? El coaching es un modelo que tiene la finalidad de desarrollar el potencial de las personas, de forma metódica estructurada y eficaz. “Y el líder de hoy es fundamentalmente un coach”, señala Nureya Abarca, Ph.D, profesora del curso sobre liderazgo y coaching de Clase Ejecutiva UC. Veamos entonces los beneficios de un liderazgo eficiente.

— ¿Qué relación existe entre coaching y liderazgo?

“El coaching está destinado a ser el método de liderazgo del siglo XXI. Los líderes del pasado eran tomadores de decisiones y asignaban recursos. Su función era explotar en forma óptima las habilidades de los empleados para beneficio de la organización. Así, se veía a los empleados como herramientas y recursos para el logro de los objetivos de la organización”.

“Hoy, en cambio, los líderes actuales desarrollan personas, construyen relaciones y preguntan: ‘cómo puedo ayudar a que esta persona sea más valiosa como individuo, y que lo sea también para todos nosotros’”.

“En el mundo moderno, tanto los líderes como los seguidores pueden optar por participar plenamente en la relación o no hacerlo. Cada uno debe constituir una ruta para el éxito del otro. La influencia verdadera proviene del compromiso mutuo de ayudar a que los demás logren sus objetivos. Esta es la esencia del coaching y del liderazgo”.

— ¿Cómo logra llegar a la persona, a generar ese compromiso consigo misma y con los otros?

“Mediante una metodología estructurada, el coaching lleva a cabo aproximaciones que nos permiten trabajar en la mejora del rendimiento y en el desarrollo del potencial de las personas”.

“En este sentido, las organizaciones que apuestan decididamente por el desarrollo del capital intelectual, encuentran en el coaching un modelo de gran valor, para ‘llegar’ hasta la persona”.

“Además, el coaching también se da en los equipos: ayuda a construirlos y motivarlos y a crear con ellos una red de negocios funcional. El equipo resultante une a las personas sin importar sus funciones y divisiones. En muchos casos con la inclusión de individuos ajenos a la organización. Entonces, el coaching, el liderazgo y el trabajo en equipo van siempre juntos.”

El coaching es diálogo

— ¿Por qué se dice que el diálogo es el corazón del coaching?

“Para algunos autores, como Skiffington y Zeus (2003) el coaching es ‘como una conversación, un diálogo, en el que un coach y un coachee interactúan en un intercambio dinámico para conseguir unas metas, mejorar el rendimiento y proyectar al pupilo hacia un mayor éxito’”.

“El diálogo es el corazón del coaching. Tan solo con el diálogo el coach ejerce una influencia considerable. Siendo su principal objetivo, influir profundamente en la forma de pensar y comportarse del ejecutivo. La confianza es decisiva para que el diálogo dé resultados”.

“La habilidad del coach para escuchar, junto a su capacidad para proporcionar retroalimentación sincera, es decisiva para mantener el diálogo ubicado en la realidad, no en supuestos imaginarios ni creencias”.

“El punto final de la conversación abarca la planeación del ejecutivo para probar un nuevo comportamiento. Lo más importante es que el valor total de cualquier actividad de coaching no se puede apreciar, sino hasta que el nuevo comportamiento se lleva a la práctica en el mundo real”.

— ¿En qué principios se apoya?

“Yo destaco cuatro principios en que se apoya el coaching. Primero, se centra en las posibilidades del futuro, no en los errores del pasado ni en el rendimiento actual. Segundo, para obtener lo mejor de las personas, el coach debe creer en su potencial. Nuestras creencias sobre las capacidades de los otros tienen un impacto directo sobre su actuación. Tercero, el coaching funciona sobre la base de una relación de confianza y confidencialidad mantenida entre el entrenador y el entrenado. Y cuarto, el entrenado no aprende del coach, sino de sí mismo estimulado por el coach”.

Actualízate con el curso sobre liderazgo y coaching de Clase Ejecutiva UC.