Construcción industrializada: ¡Aumenta la productividad!

construccion industrializada, qué es la construcción industrializada, diferencia entre prefabricación y modularización

La construcción industrializada es una herramienta esencial para avanzar hacia una mayor productividad, con la ejecución de proyectos más eficientes, seguros y sustentables.

La industria de la construcción siempre ha debido sortear dificultades inherentes a cualquier tipo de proyecto:

  • inconsistencias entre los diseños de las distintas especialidades,
  • retrasos en la entrega de materiales,
  • condiciones climáticas adversas para la ejecución de ciertas partidas,
  • problemas de seguridad del personal

Estos y otros contratiempos diarios disminuyen la productividad de las obras.

Estas dificultades se han acentuado con los sucesos acontecidos en los últimos tiempos, principalmente por el alto nivel de incertidumbre que ha generado la crisis sanitaria a nivel nacional y mundial.

El rubro de la construcción ha presentado problemas de abastecimiento de materiales, disponibilidad de mano de obra y dificultades en el cumplimiento de los plazos de sus proyectos, aumentando el costo final de las obras.

A pesar del avance en el control de estas problemáticas, cada vez es más evidente la necesidad de adoptar nuevos métodos que minimicen la incertidumbre y aumenten el control y productividad de los proyectos de construcción.

En este sentido, el desarrollo de la construcción industrializada se muestra como una herramienta esencial para avanzar hacia la ejecución de proyectos más eficientes, seguros y sustentables.

¿Qué es la construcción industrializada?

La construcción industrializada es un enfoque que considera la ejecución de procesos eficientes con un flujo continuo, desarrollando elementos de forma seriada y repetitiva.

Su principal objetivo es realizar actividades de manera estandarizada en un ambiente controlado, permitiendo la planificación y análisis de sus procesos para optimizar recursos y tiempo (CCI, 2021).

Su principal característica es que permite una construcción offsite. Es decir, gran parte de los componentes de una obra son construidos fuera de esta, en un taller o fábrica, para luego ser trasladados, montados y ensamblados en el sitio del proyecto.

¿Qué ventajas presenta la construcción industrializada?

Los beneficios asociados a la aplicación de una construcción industrializada son múltiples. Entre los más evidentes están el ahorro en tiempo y costos, ya que la construcción controlada en fábrica optimiza el uso de recursos y el tiempo de elaboración de los componentes.

Además, se obtienen elementos constructivos de mayor calidad. Ello, gracias a la especialización de la maquinaria y mano de obra con la que cuentan los lugares de fabricación.

Asimismo, la eficiencia de este enfoque permite obtener elementos más sustentables, al minimizar la generación de residuos, optimizando el uso de materiales.

Por otro lado, se disminuyen los riesgos en obra, al reducir las responsabilidades relacionadas con los trabajadores. Y también, al contar con espacios más ordenados y despejados que aumenten las condiciones de seguridad en el lugar de ejecución del proyecto.

Finalmente, la construcción industrializada impulsa la innovación y tecnología, por ejemplo, a través del uso y desarrollo de la metodología BIM. Esta permite trabajar un proyecto a partir de un modelo digital común, unificando el trabajo de las distintas especialidades y adelantándose a posibles problemas, tanto en fábrica como en obra.

Prefabricación v/s modularización

¿Qué diferencia hay entre prefabricación y modularización? Los conceptos de prefabricación y modularización comparten la idea de construir elementos fuera del sitio de la obra.

La prefabricación suele asociarse a la construcción de elementos diversos e individuales como tuberías, elementos cerámicos hasta vigas, pilares o losas. Mientras que, la modularización se asocia a la construcción de elementos de mayor envergadura, los que conforman unidades completas en los proyectos de construcción.

Sea cual sea el tamaño del elemento constructivo, ambos conceptos forman parte del enfoque de la construcción industrializada. Y son las herramientas claves para avanzar no solo en sustentabilidad y seguridad en la obra, sino que también para conseguir que la productividad de los proyectos de construcción aumente.

¿Qué proyectos de construcción conoces que han utilizado este enfoque en Chile?

A continuación, un breve video del Consejo de Construcción Industrializada (CCI) que revisa casos de proyectos en Chile que han usado este enfoque::

Este artículo contó con la colaboración de Natalia Nieto, ingeniera civil y magíster en Ciencias de la Ingeniería UC.

Actualízate con el curso sobre gestión de la construcción (online) de Clase Ejecutiva UC. 





¿Te gustó? Inscríbete a nuestro newsletter

Artículos más recientes del autor