Comunicación y liderazgo en tiempos de Covid-19

La tribu de los trabajadores son stakeholders determinantes para la organización. La comunicación y liderazgo son vitales en tiempos de Covid-19 y teletrabajo.

Hemos hablado de la importancia decisiva de la tribu de los trabajadores o colaboradores como hoy se les llama en el mundo directivo. Estos stakeholders, cuyo papel es determinante en la actividad de una empresa u organización, cumplen con dos dimensiones básicas desde la comunicación: son quienes ejecutan el trabajo y por ello requieren dirección, coordinación y motivación para hacerlo. Y, a la vez, son portavoces de sus empresas y con una máxima credibilidad.

Mucho se ha escrito y hablado en estos días de Covid-19 del teletrabajo, de las reuniones virtuales, de las tecnologías que han impulsado nuevas posibilidades en condiciones de cuarentena en gran parte del mundo. Sin embargo, poco hemos escuchado de la forma en que los líderes mantienen cohesionados a los equipos a su cargo, ni de cómo preservar el sentimiento de equipo, de empresa en última instancia, en estas nuevas circunstancias.

La denominada “comunicación interna” se vuelve en estos instantes un elemento crítico de cohesión para equipos que requieren algo más que velocidad de fibra óptica para ejecutar su trabajo, y sostener a las organizaciones en estas difíciles circunstancias.

No obstante es un asunto delicado. El líder no puede irrumpir en la privacidad del hogar de sus trabajadores de cualquier manera, no tiene un tiempo asignado como ocurre con las ocho horas en la jornada presencial, en que tiene total prioridad sobre los asuntos personales de los miembros del equipo a su cargo. Ahora se comparten simultáneamente los deberes del hogar, de los hijos, con el trabajo de cada uno.

Preguntas para los líderes

Como recomendación, más que consejos, sugerimos algunas preguntas que los líderes deberían hacerse en estos días:

  • ¿Cómo mantener la sintonía del equipo cuando cada uno trabaja desde sus hogares?
  • ¿Cómo utilizo los medios disponibles para llegar a los trabajadores con fines de comunicación, de liderazgo, de sintonía, más allá de dar instrucciones o controlar?
  • ¿Cuánto tiempo destino a escuchar los comentarios de los equipos respecto de estas nuevas condiciones de trabajo, de sus aprendizajes, de sus necesidades de comunicación en este nuevo escenario?
  • ¿Cómo compatibilizar el respeto a la privacidad de los trabajadores con la necesidad de comunicarse con ellos para mantener la dirección de los esfuerzos, controlar resultados y proveer orientación?
  • Y por último, ¿qué aprendizajes está dejando esta nueva realidad para aplicar posteriormente cuando se regrese a algo más parecido a la situación anterior de normalidad en el trabajo?

¿Qué hacer?

Cada uno sabrá como dar respuesta a estas interrogantes, pero consideramos de la mayor importancia resolver estos asuntos en momentos como el actual, donde todo lo conocido se trastoca significativamente.

Podemos proveer algunas pistas:

  • Buscar referencias. Hay empresas que trabajan en ambientes parecidos al actual desde hace años, hay que ver qué nos pueden aportar.
  • Conocer las herramientas disponibles, aprender a utilizarlas e identificar la mejor combinación para la situación de cada equipo de trabajo.
  • Destinar tiempo a escuchar, conocer, recoger las experiencias de los miembros de su equipo.

En el mundo directivo se ha hablado mucho del cambio, de cómo impulsarlo, de cómo gestionarlo. Ahora somos parte de él y deberemos generar respuestas en un ambiente de gran incertidumbre. En nuestro libro “La Empresa es el Mensaje” señalamos que la comunicación interna es la “cenicienta” de la comunicación. Parece una sirvienta y en realidad es una princesa. Ahora más que nunca.

Lee aquí sobre el curso online “Comunicación Corporativa” de Clase Ejecutiva UC.





Artículos más recientes del autor