¿Cómo mejorar la comunicación en proyectos de construcción?

Comunicacion en proyectos de construccion ok

Una técnica que propicia instancias de comunicación colaborativa es Integrated Project Delivery (IPD), que se complementa con los mecanismos de resolución temprana de controversias (MRTC). Y para coordinar a todos los actores, BIM.

Frente a proyectos cada vez más complejos, que involucran una mayor cantidad de recursos y actores, a menudo no se logra el éxito deseado. Esto se debe en parte a la imperfecta identificación de las áreas y actores involucrados, y/o por la falta de comunicación efectiva entre ellos.

Algunos de los principales integrantes del sector de la construcción son mandantes, diseñadores, constructores, fuerza de trabajo, comunidades aledañas, entre otros.

Estos participantes que interactúan a lo largo de las distintas fases de un proyecto —desde la existencia de una necesidad y conceptualización, pasando por la identificación de soluciones, la evaluación y financiamiento, el diseño y permisos hasta la construcción, finalización y operación— deben cumplir un rol específico, que estará influenciado por las acciones de otros participantes.

Desde el punto de vista general del proyecto, una adecuada coordinación y una comunicación efectiva deberían facilitar su gestión.

IPD y MRTC para colaborar

Una técnica que propicia instancias de comunicación colaborativa es la denominada Integrated Project Delivery (IPD) que se caracteriza por involucrar temprana y permanentemente a los principales actores en las distintas fases del proyecto en un ambiente de cooperación, innovación y coordinación, enfocándose en optimizar los recursos, procesos y actividades para finalizar de forma eficaz el proyecto.

Obviamente, el objetivo de esta técnica es anticipar potenciales dificultades e intentar resolver las diferencias entre las distintas partes, basados en la revisión continua del proyecto.

Una opción complementaria son los denominados Mecanismos de Resolución Temprana de Controversias (MRTC), que proponen la incorporación de profesionales especialistas que sean independientes, imparciales y altamente calificados con el fin de ayudar a resolver las diferencias que pudiesen existir, pudiendo recomendar mejores prácticas, brindar apoyo técnico, resolver dudas y entregando seguridad en la solución encontrada.
BIM para una mayor coordinación

Las dos técnicas mencionadas además de los beneficios expuestos permiten eliminar en parte la fragmentación de la documentación mediante un trabajo colaborativo. Ahora bien, desde el punto de vista de diseño y construcción, la coordinación de todos los actores es clave. El uso de Building Information Modelling (BIM), ayuda considerablemente en esta tarea, facilitando una comunicación adecuada en los proyectos.

La metodología BIM proporciona un soporte de información actualizada y sin errores a todos los participantes de manera sencilla y rápida, pudiendo a su vez, realizar estudios de interferencias e inconsistencias de elementos, cálculo, arquitectura, servicios e infraestructura.

Otra de las ventajas del BIM en cuanto a comunicación en proyectos es la visualización e interpretación de secuencias constructivas. Esto permite reducir el riesgo de mal interpretar un plano o en la lectura de una Carta Gantt (herramientas básicas que comúnmente son utilizadas en proyectos de construcción).

Existen por supuesto otras herramientas y técnicas que ayudan a obtener una comunicación efectiva y adecuada.

Una interrogante que quisiera dejarles: ¿cómo podemos mejorar aún más la comunicación en beneficio de los proyectos de construcción con el uso de las nuevas tecnologías?

Este artículo contó con la colaboración de Gabriel Azúa.

Lee aquí sobre el curso “Gestión de la Construcción” de Clase Ejecutiva UC.





¿Te gustó? Compártelo en tus redes

Artículos más recientes del autor