Cambiemos el foco de la educación: ¡Aprendamos a negociar!

Foco educacion aprendamos a negociar ok web shu_371954932-min

Saber negociar es imprescindible en estos días en que todo cambia vertiginosamente, incluyendo los conocimientos que quedan obsoletos rápidamente.

Un mundo convulsionado, como el que vivimos, tiene que buscar una nueva forma de aproximarse a la solución de sus conflictos. Guerras comerciales, proteccionismo, amenazas a la democracia, el cambio climático, la delincuencia, el terrorismo, la corrupción, por nombrar solo algunos, son desafíos que debemos abordar de inmediato con un nuevo foco.

A lo anterior tenemos que sumar las aceleradas transformaciones que la inteligencia artificial y la biotecnología, día a día, generan en nuestra sociedad. Urge una nueva forma de aproximarse a esta realidad, la que debe partir por un cambio en la educación, en todos sus niveles, tanto preescolar, escolar y universitaria. ¿Por qué?

El tradicional modelo de colegios y universidades que parecen bunkers, en los cuales un profesor se para frente a la clase a entregar una serie de conceptos e información, llamados “materia”, en forma monótona, con casi nula interacción con sus alumnos, que llegan a sus casas a memorizar lo que se les repitió en extensas jornadas, quejándose amargamente de lo aburrido que resulta tragarse la “materia”, es ineficiente de cara a los desafíos actuales.

Dado que la biotecnología y la inteligencia artificial facilitan la toma de decisiones, democratizan la información y cambian nuestra forma de relacionarnos con las cosas y personas, es indispensable replantear tanto los objetivos como las metodologías de la educación.

¿Será importante que los escolares continúen aprendiendo la fórmula general de los silanos y la batalla de las Termópilas?, ¿o será más relevante que aprendan habilidades que les permitan desarrollarse en una sociedad que cambia vertiginosamente y en la que los conocimientos quedan obsoletos día a día?

Vivimos una época en que lo único que sabemos es que sabemos muy poco de casi nada, que lo que sabemos quedará obsoleto muy luego y que no tenemos la más mínima idea de lo que ocurrirá en pocos años más en el mercado laboral, el financiero, el del retail y el de servicios. Tampoco sabemos cómo serán las formas de gobierno ni cómo será entendida la democracia en un par de décadas más.

Las cuatro ces para negociar

Los pensadores de la educación (Davidson 201; Trilling 2018; etc.) han llegado a consensos importantes para responder las inquietudes planteadas. Para desenvolvernos en un mundo tan complejo, cambiante y convulsionado, debemos enseñar y aprender las cuatro ces de la educación: cooperación, comunicación, creatividad y pensamiento crítico (critical thinking).

Son estas las áreas del conocimiento y las distinciones que permitirán desarrollarnos con éxito en los próximos años. Y, precisamente, en estas cuatro ces es donde descansa el arte y la ciencia de la negociación, porque negociar es comunicarse efectivamente para entenderse y, así, poder encontrar puntos de vista para cooperar.

Y para poder generar colaboración, necesitamos creatividad, que nos permite generar opciones de valor para todos los involucrados y, esas opciones, siempre deberán ser analizadas con un pensamiento crítico, que nos permita cuestionar y decidir por cuál de las posibilidades deberemos inclinarnos para generar valor.

Es esa la misión que debe abordar la educación hoy día, donde la negociación aparece como el elemento aglutinador de las distintas capacidades y distinciones de los profesionales del futuro. ¡Aprendamos a negociar!

Este artículo corresponde a un extracto de la página del curso online “Negociación” de Clase Ejecutiva UC que se publicó en el diario El Mercurio de Santiago en 2019. Puedes descargar el PDF de la página aquí, luego de completar unos datos.

Lee aquí sobre el curso online “Negociación” de Clase Ejecutiva UC.





Artículos más recientes del autor