Beneficios en la empresa: ¿Aportan a la propuesta de valor? ¿Los aprecian?

beneficios en la empresa, programa de beneficios, compensaciones

Un programa de beneficios en la empresa debe estar alineado con las necesidades e intereses de la organización y de los empleados. 

Los beneficios no siempre son debidamente valorados o considerados parte de las compensaciones; y a veces, los trabajadores los perciben como un derecho o una obligación. Por ello, es importante que las empresas conozcan debidamente su potencial, para alinearlos con el propósito, visión, valores y objetivos organizacionales.

Qué son los beneficios

Los beneficios son formas de recompensas que constituyen una parte de la compensación total y se otorgan además de los pagos en efectivo. Nos referimos a beneficios que proveen un valor que se puede cuantificar, como ocurre con las ayudas para gastos de salud, las vacaciones adicionales o el tener jornadas con menos horas, entre otros.

Los beneficios pueden analizarse desde la perspectiva del bienestar organizacional o desde la perspectiva de las compensaciones. Lo importante es que exista una coherencia, una comunicación y un propósito común cuando se formulen las políticas para gestionarlos, de tal modo que sean parte de un modelo integral para la compensación total.

Los beneficios tienen por objetivo:

  • ayudar a incrementar el compromiso de los trabajadores,
  • aprovechar las sinergias para satisfacer necesidades financieras o de salud,
  • favorecer la atracción, retención y mejoramiento de la calidad de vida del trabajador

Por todo ello, deben ser tratados con cuidado.

Políticas de beneficios

Algunos factores importantes para tener presente al momento de diseñar una política de beneficios es considerar:

  • qué beneficios se ofrecerán
  • a quiénes favorecerán
  • cómo se financiarán
  • qué procedimientos se utilizarán para controlar los costos asociados
  • cuál es su impacto en la atracción o retención de trabajadores
  • cómo se comunicarán las opciones para que sean debidamente valorados
  • qué proporción de la compensación total les corresponderá
  • cómo se administrarán las opciones
  • qué aspectos legales se deberán considerar, etc.

El valor que los trabajadores otorguen a los beneficios dependerá en gran medida, primero, de como la organización sepa interpretar sus necesidades, las que aumentan y se complejizan permanentemente con el tiempo; y segundo, de cómo se comuniquen estos beneficios, de tal modo que sean percibidos como un valor dentro de sus compensaciones.

Es importante, además, que exista una relación adecuada entre los sueldos base y los beneficios, de tal modo que los trabajadores no busquen reemplazar los últimos por los primeros, como síntoma de un desequilibrio en la relación.

En el diseño de un programa de beneficios en la empresa es importante considerar:

  • la cultura organizacional
  • los intereses de los trabajadores
  • la transparencia en el otorgamiento
  • las comunicaciones oportunas
  • los costos del programa
  • y la flexibilidad que permita cambiar, modificar e implementar nuevos beneficios.

Algunas experiencias sobre beneficios en la empresa

En una empresa donde fui gerente de personas, los trabajadores solían conversar conmigo acerca de sus expectativas de remuneraciones, y en ocasiones, me contaban que habían recibido alguna oferta de otra empresa.

Cuando comparaban las diferencias sobre el sueldo base, parecía ser que la retención de personal valioso sería muy difícil. No obstante, al sumar pagos garantizados, incentivos variables y beneficios valorizables, los resultados de la comparación cambiaban y muchos desestimaban la partida.

Un beneficio poco valorado para ellos era el seguro complementario de salud. Sin embargo, varios trabajadores que hicieron uso de ese beneficio se salvaron de incurrir en gastos que habrían sido imposible de solventar.

Otro beneficio que muchas veces no se valorizaba correctamente, era el contar con indemnizaciones por años de servicio a todo evento.

En otra institución este mismo beneficio era muy valorado por los trabajadores. Sin embargo, por la baja rotación existente y su alto costo, era muy difícil para la empresa poder cumplir con el compromiso de pago al momento de un retiro.

Cada beneficio debe tener un propósito que esté alineado con las necesidades e intereses de la organización y la de sus trabajadores.

 

En un próximo artículo abordaremos el tema de los 5 tipos de beneficios valorizables.

 

Actualízate con el curso sobre diseños de modelos de compensación (online) de Clase Ejecutiva UC.





¿Te gustó? Inscríbete a nuestro newsletter

Artículos más recientes del autor